• Este vehículo futurista de la marca francesa ofrece varias configuraciones no sólo de potencia, capacidad y alcance, sino que también una adaptación personalizada a las necesidades, deseos y usos de cada persona, ya que puede transformarse de 4,4 metros y extenderse, en apenas unos segundos, hasta los 4,8 metros.

Renault MORPHOZ es un vehículo futurista que representa la visión de Renault en movilidad eléctrica en los años posteriores a 2025. El modelo se basa en la nueva plataforma eléctrica modular CMF-EV para ofrecer varias configuraciones no sólo de potencia, capacidad y alcance, sino también de opciones de usuario y espacio al ser extensible.

Fiel al ADN de la marca, el concepto MORPHOZ encarna la estrategia de diseño ‘Life Flower’ de Renault, que se basa en las etapas de la vida de una persona. Sin embargo, no es simplemente una visión exploratoria de la movilidad. En su diseño, detalles y presentación interior, también anuncia una nueva familia de modelos eléctricos de Renault para los próximos años.

“Audaz en su modularidad, innovador en su diseño, centrado en el ser humano a través de su capacidad para facilitar el intercambio, el concepto MORPHOZ encarna perfectamente la nueva filosofía LIVINGTECH TM del diseño de Renault. La tecnología en todas sus formas (diseño, inteligencia a bordo, conectividad, diseño interior) ofrece una nueva experiencia de viaje. Desde un uso cotidiano hasta el del fin de semana y las vacaciones. El concepto MORPHOZ es una experiencia verdaderamente viva”, señaló Laurens van den Acker, vicepresidente ejecutivo de Corporate Design Groupe Renault

MORPHOZ que, como su propio nombre indica, tiene la capacidad de transformarse, es flexible y no sólo en su exterior. En el modo City el auto es un crossover urbano de 4,4 metros, pero al usarlo en modo Travel para viajar su tamaño se extiende, en apenas unos segundos, hasta los 4,8 metros. El chasis, en la zona del eje delantero, se desplaza hacia adelante. Los paneles superpuestos en la zona de las aletas son los que permiten esta extensión en la parte frontal.

Además, es un vehículo eléctrico conectado y equipado con funciones de conducción autónoma de nivel 3. Este nivel permite al conductor soltar el volante y delegar la conducción al vehículo en ciertas situaciones definidas en carreteras autorizadas, como en una autopista o en tacos.

Renault MORPHOZ es un prototipo de crossover adaptable 100% eléctrico que se carga por inducción incluso mientras se conduce. La capacidad de la batería es de 40 kWh en modo City lo que da un alcance de 400 km, que es suficiente para trayectos diarios urbanos y suburbanos. Cuando se trata de distancias más largas, el MORPHOZ puede acomodar una batería de Travel Extender adicional de 50 kWh en sólo unos segundos. El MORPHOZ sale de la estación con un alcance de 700 km en autopista. Una vez de regreso, el usuario se detiene en una estación para devolver las baterías adicionales y volver a la capacidad original de 40 kWh. Luego, la estación recarga las baterías para que estén listas para su uso. También les da un uso adicional hasta que los necesite otro vehículo: alimentar una estación de carga de bicicletas de autoservicio, almacenar electricidad de fuentes de energía renovables o iluminar una infraestructura, entre otros.

El automóvil tiene un volante futurista, en el centro del cual se encuentra una pantalla de 10.2 pulgadas que muestra la información principal de conducción y seguridad. A pedido del conductor, que puede hacer desaparecer las pantallas, este tablero se abre para permitir que el panel de instrumentos LIVINGSCREEN se despliegue sin problemas. La interfaz de usuario utilizaría visión aumentada y 3D para mostrar tanto las rutas como lo que rodea al vehículo. La idea es que cada persona que entre al auto pueda poner su smartphone encima de un punto habilitado para ello para cargar su perfil de usuario. De esta manera, Morphoz podría adaptarse a los gustos y hábitos de cada uno. Esta única pantalla panorámica muestra tanto la información de conducción como la del sistema multimedia. El panel LIVINGSCREEN se puede implementar en modo de conducción manual o en modo autónomo.

El compartimento de pasajeros del MORPHOZ tiene un modo “Compartir” que permite a los pasajeros, pero no al conductor, que siempre mira hacia la carretera, sentarse frente a frente para conversar o participar en una actividad. El copiloto puede girar sobre sí mismo para ser parte de esto. Los pasajeros pueden hacer uso de la consola central del compartimento cruzado y su vasta pantalla para actuar como si estuvieran en la sala de estar de la casa.

La evolución del automóvil navega de manera imparable hacia la electrificación, la digitalización y la conectividad, y el planteamiento que hace Renault de los automóviles que poblarán las ciudades más allá de 2025 ya lo llevan en su ADN, siempre con una visión a futuro.

DETALLES
Longitud: 4,40 m (versión City) / 4,80 m (versión Travel)
Ancho: 2 m
Altura: 1.55 m
Distancia entre ejes: 2,73 m (versión City) / 2,93 m (versión Travel).
Motor: 1 motor de tracción eléctrica
Baterías: 40 kWh (versión City) / 90 kWh (versión Travel)
Potencia: 100 kW (versión City) / 160 kW (versión Travel)
Carga: inducción estática y dinámica
Ruedas motrices: delanteras
Conectividad a bordo: 5G Conectividad de infraestructura: Wi-Fi G5