• Continuando con su apuesta por la electromovilidad, la marca se hizo parte de la alianza público-privada que busca fomentar este tipo de movilidad en el país.

Con el propósito de aumentar la oferta de vehículos eléctricos en el país, Morris Garages firmó el Acuerdo de Electromovilidad 2020, impulsado por el Gobierno para trabajar junto a la empresa privada.

En la oportunidad participaron el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, el subsecretario de Energía, Francisco López, el vicepresidente de CORFO, Pablo Terrazas y el director ejecutivo de la Agencia de Sostenibilidad Energética, Ignacio Santelices.

Esta es la tercera versión que se hace este acuerdo público-privado, y que en esta edición aumentó a 53 empresas e instituciones, las cuales tienen el compromiso de desarrollar acciones que ayuden a difundir la movilidad eléctrica en todas sus áreas.

“Uno de los pilares de SAIC Motor a nivel global, a través de su marca Morris Garages, promover la electromovilidad como una de las tecnologías que ayudan a tener ciudades más limpias y sustentables. Luego del lanzamiento en Chile del MG ZS EV, el primer SUV 100% eléctrico del mercado, uno de nuestros siguientes pasos, es seguir acercando los autos eléctricos a la gente”, comenta Germán Zapata, Senior Sales & Country Manager de SAIC Motor.

Desde que comenzó su venta en Inglaterra a mediados de 2019, el SUV eléctrico de MG Motor ha tenido una gran recepción en el resto de Europa. Por su parte, el fabricante de vehículos SAIC Motor (empresa número 39 en el ránking Fortune 500), ya tiene a la venta autos con capacidad autónoma como el Marvel X y también se encuentra realizando pruebas reales en las calles de autos con tecnología 5G.

Para el acuerdo de este año hay seis ejes principales en que las empresas comprometidas van a trabajar: aumentar la oferta de vehículos eléctricos, incorporar esta tecnología en flotas de vehículos propias o subcontratadas, aumentar la disponibilidad de estaciones de carga, impulsar el desarrollo de investigación y de capital humano en torno a la electromovilidad, desarrollar alternativas de financiamiento y servicios, aportar información para el desarrollo de políticas públicas y difusión.

“Acercar los autos eléctricos a la gente es un paso, pero que también tiene que ir acompañado de una mejor red de carga, de personal capacitado y de políticas públicas que promuevan prácticas más eficientes entre otros. En ese sentido, este acuerdo junta diferentes actores para hacer de esto una realidad en el corto plazo”, concluye Zapata.