Conversamos con Esteban Durán, gerente de post venta de SAIC Motor, fabricante de Morris Garages (MG), acerca de los tipos de transmisiones automáticas que MG actualmente ofrece en sus modelos en Chile, sus cuidados y desmitificamos algunas creencias erradas que tienen las personas acerca de ellas.

Respecto a esto mismo, consultamos a la marca cuantos tipos de transmisiones automáticas se ofrecen en nuestro país. Ante la consulta, Durán señala que actualmente ofrecen cinco tipos de transmisiones.

La primera corresponde a la clásica transmisión automática de cuatro marchas, que encontramos en los modelos MG3 y MG ZS, provistas por el reconocido fabricante japonés AISIN, que ha resultado ser muy confiable, además de ser liviana y resistente.

Un segundo tipo, presente en nuestro nuevo MG ZX equipado con motor turbo, porta la misma caja automática AISIN con seis velocidades, mejorando la economía de combustible del motor.

Otros modelos como MG6, portan transmisiones que implican más tecnología y un mejor performance, que son las cajas DCT con sistema de doble embrague, las que pueden ser de seis o siete marchas, que se caracterizan por pasadas de marchas muy rápidas y dar una mejor sensación de torque, además de un menor consumo.

También están las cajas CVT, que, a grandes rasgos, se pueden definir como cajas que tienen una gran gama de velocidades. Por ejemplo, el MG5 en sus versiones automáticas dispone hasta ocho velocidades, pero no quiere decir que no tenga más, puesto que tienen una variedad de relaciones infinita.

Caso aparte es el del modelo electrificado MG ZS EV, que emplea una transmisión manual de una velocidad, que se explica porque el motor eléctrico está conectado a la transmisión permanentemente. No existe un neutro, que requiere una mínima mantención, puesto que requiere cambio de aceite cada 90 mil kilómetros, junto con ser altamente confiable, puesto que soporta un gran torque.

En cuanto a las transmisiones DCT o de doble embrague sus características y prestaciones pueden ser mucho más dinámicas que una tradicional, debido a que este tipo de transmisión reúne lo mejor de una transmisión manual con lo de una automática, porque internamente es una caja manual, pero con una serie de actuadores electrónicos que permiten pasar los cambios por sí mismos.

En resumidas cuentas, Esteban Durán nos comenta que “es una caja automática con las propiedades de una manual en cuanto a su operación interna. Sus ventajas son: entrega de potencia y torque deseadas, un menor consumo de combustible, menores emisiones de CO2, además de tener una mejor sensación de deportividad, porque la pasada de marchas es muy rápida”.

Una de las precisiones que señalan desde la marca, tiene que ver con los prejuicios y mitos  relativos a las transmisiones automáticas, relacionados con los costos de mantención, su complejidad interna.

Ante esto, el gerente de post venta de SAIC Motor, agrega que si bien es cierto que son más tecnológicas, “esto no necesariamente se traduce en que sea más complicada de usar”.

Al contrario, son más cómodas, seguras, comenta Durán y en general, lo que MG recomienda es mantener la transmisión con los cambios de aceite cuando correspondan, cuya vida útil en modelos de la marca, entre cambio y cambio va entre los 60 mil y 80 mil kilómetros, dependiendo del tipo de transmisión.

Consultado sobre los descuidos más comunes, desde Post Venta manifiestan que es común que la gente utiliza el “(P) Parking” antes de detenerse completamente.

Por ejemplo, al estacionarse, ponen la transmisión en P, pero hay que tener el vehículo completamente detenido, porque internamente hay una serie de componentes que se pueden ver sobre exigidos, puesto que ponerla en P equivale un bloqueo de la transmisión, que se puede dañar derivado del mal uso.

Una de las preguntas más consultadas en nuestro sitio es respecto a los mitos que rondan sobre el rendimiento del automóvil, que se dice consumen más combustible que una transmisión manual.

Antiguamente las transmisiones automáticas, tenían mucha pérdida de potencia, donde uno aceleraba mucho el motor con tal de alcanzar cierta velocidad, lo que se traducía en un mayor consumo de combustible. Hoy han evolucionado, por ejemplo, las tradicionales a maneras de poder “bloquear” el cambio eliminando esa pérdida de aceleración. También están las cajas CVT, que, a grandes rasgos, se pueden definir como cajas que tienen una gran gama de velocidades. Por ejemplo, el MG5 en sus versiones automáticas dispone hasta ocho velocidades, pero no quiere decir que no tenga más, puesto que tienen una variedad de relaciones infinita.

Con ciudades y un parque automotriz que siguen creciendo, las transmisiones automáticas se vuelven en un gran aliado para los conductores que se mueven por áreas urbanas o de gran congestión, ya que no tienen que estar estresados pasando el cambio a cada momento haciendo el manejo más simple.

En este MG te educa hemos aprendido acerca algunas de las ventajas de este tipo de transmisiones, los avances experimentados en este campo, además de desmitificar algunas creencias erradas en torno a ellas. Los invitamos experimentar la comodidad y suavidad de las cajas automáticas en cualquiera de los modelos MG 2021.