Durante más de siete décadas de innovación, Land Rover ha estado a la vanguardia de la capacidad y la aventura todoterreno. El New Defender es apto para el siglo XXI, utilizando las últimas tecnologías para proporcionar nuevos niveles de conectividad, asistencias y capacidad.

La arquitectura de vehículos electrónicos de próxima generación de Land Rover, denominada EVA 2.0, es la base de la revolución digital, que admite actualizaciones a través del sistema SOTA (Software Over-The-Air) y que garantizan que New Defender mejorará con el tiempo.

El Director de Ingeniería Eléctrica de Jaguar Land Rover, Alex Heslop, declaró: “El New Defender es un 4×4 para el siglo XXI y a prueba de futuro, que utiliza las últimas tecnologías para optimizar la eficiencia, mejorar la capacidad y revolucionar la conectividad. Con sistemas de propulsión eléctricos híbridos enchufables, actualizaciones de software que se envían por aire e información de última generación con pantalla táctil siempre encendida, el New Defender es tan pionero hoy como el Land Rover original de 1948″.

Así como la amplitud de la capacidad dinámica del New Defender está respaldada por una nueva arquitectura de carrocería, sus tecnologías conectadas están habilitadas por una nueva plataforma EVA 2.0 escalable, que admite la próxima generación de asistencias al conductor y sistemas de conveniencia para el cliente. Un total de 85 ECU individuales (unidad de control electrónico) trabajan en armonía para convertir al New Defender en una supercomputadora todo terreno capaz de manejar 21 mil mensajes de red en cualquier momento, mucho más que los 13 mil de antes.

El Sistema SOTA: Software-Over-The-Air
La tecnología SOTA asegura que el New Defender siempre esté operando con el último software disponible. Hasta 14 módulos de control electrónico a bordo, más que cualquier otro vehículo de Jaguar Land Rover, pueden recibir ciertas actualizaciones sin la necesidad de visitar un concesionario de la marca. De esta manera, el New Defender mejorará con el tiempo e incluso los clientes más aventureros podrán usar esta tecnología: todo lo que se requiere es una conexión a internet. En ubicaciones aisladas, un teléfono satelital podría descargar los archivos para la instalación.

Dentro de la vida útil del New Defender, el sistema de diagnóstico integrado podrá alertar a los clientes sobre los problemas, evitarlos o resolverlos automáticamente puesto que una conexión a internet podría reemplazar un juego de herramientas tradicional.

Las actualizaciones de software se envían al vehículo y se descargan en segundo plano utilizando una red Wi-Fi disponible o compartiendo el acceso a internet desde el teléfono del usuario. Una vez listo, una notificación alertará a los clientes sobre la disponibilidad de una actualización, permitiendo que la instalación se programe para un momento conveniente.

Asistencias al conductor
Con la Pantalla Head-Up Generation 2 (HUD) de Land Rover, las distracciones de los conductores prácticamente no existen. Además, el tablero tras el volante se transforma en una la pantalla a todo color que proporciona información clave al conductor, permitiendo incluso replicar lo que aparece en la pantalla central para no sacar la vista del camino. Esto incluye los gráficos de asistencia de manejo para ayudar al conductor en ambientes off road.

La nueva arquitectura de vehículos eléctricos de Land Rover, la cámara digital avanzada de vanguardia, los sensores ultrasónicos avanzados y la potente interconectividad a bordo admiten un conjunto completo de tecnologías de asistencia al conductor, con cámaras y sensores administrados por un único procesador integrado para una seguridad optimizada.

Estos incluyen una cámara envolvente 3D que va más allá, brindando un plano de 360 ​​grados y nuevas vistas en perspectiva exterior 3D del área circundante, tanto para caminos off road como para la carretera. El sistema avanzado proporciona una visualización mejorada en pantalla aumentada cuando se utiliza la tecnología Tow Sensing, Wade Sensing y el sistema de capó transparente ClearSight Ground View de Land Rover que permiten mejorar la visibilidad del entorno del vehículo.

Para mantener la visión hacia atrás, los Defender de nueva generación podrán equipar la tecnología ClearSight Rear View. Con solo tocar un botón, el espejo interior sin marco cambia de un espejo convencional a una pantalla digital que muestra una imagen proporcionada por una cámara trasera de alta definición ubicada en la parte posterior del vehículo.

El paquete de asistencia al conductor incluye control de crucero adaptativo y monitor de pre-colisión posterior, que alerta a los siguientes conductores que no disminuyen la velocidad parpadeando automáticamente las luces de emergencia, así como la asistencia de punto ciego, el monitor de tráfico trasero y el sistema Clear Exit Monitor.

La lista completa de tecnologías de asistencia al conductor incluye: frenado de emergencia, asistencia de mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, control de crucero con limitador de velocidad, un monitor de condición del conductor y ayudas de estacionamiento delanteras y traseras.

Mantente conectado
Un suministro integral de puntos de carga en todo el habitáculo mantendrá a los ocupantes cargados y conectados en todo momento, ya sea utilizando dispositivos digitales para transmitir música o accesorios para acampar para proporcionar comodidades del hogar en lugares remotos. Los ocupantes de la primera fila pueden elegir entre un par de fuentes de alimentación de 12 V y dos enchufes USB.

En la segunda fila, los ocupantes tienen dos USB y un par de puntos de carga de 12V y, cuando se instalan los asientos de la tercera fila, vienen con una salida USB y un enchufe de 12 voltios. El espacio de carga también incluye un enchufe adicional de 12 voltios, mientras que también está disponible un enchufe doméstico de tres puntas y 230V.

Entre los detalles de conectividad del modelo, se incluye la disponibilidad de enchufes USB en los respaldos de los asientos delanteros, ubicados específicamente para permitir que los ocupantes de la segunda fila carguen dispositivos mientras usan los soportes opcionales para tabletas Click and Go.

Probado en ambientes extremos
Para garantizar que los sistemas eléctricos sean tan resistentes y robustos como el resto del vehículo, el New Defender es el primer Land Rover que se beneficia de las pruebas de validación mejoradas, que son el resultado de una inversión de 37 millones de libras en nuevas instalaciones e infraestructura. Como resultado, el nuevo sistema EVA 2.0 y todas sus tecnologías han pasado por el programa de desarrollo más completo que la compañía ha realizado en su historia, asegurando que cada aspecto del vehículo esté a la altura de su sólida reputación. Esto es parte de las más de 45 mil pruebas y 1.2 millones de kilómetros recorridos por el New Defender antes de su estreno oficial en la última edición del Salón de Frankfurt, en septiembre del 2019.