Se encuentra en todas partes, desde montañas rocosas hasta playas de arena, la sílice, comúnmente conocida como cuarzo, es uno de los minerales más abundantes, duraderos y útiles en todo el mundo.

Si bien se usa predominantemente en la producción de vidrio, la sílice de grado industrial en su forma más fina también se mezcla con caucho para fortalecer la banda de rodamiento de los neumáticos y reducir la resistencia al rodamiento, lo que mejora el ahorro de combustible y reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entonces, ¿por qué Goodyear está duplicando su compromiso de obtener sílice de cáscaras de arroz quemadas?

Desde los campos de arroz hasta las bandas de rodamiento de los neumáticos

Según las Naciones Unidas, cada año se cosechan más de 700 millones de toneladas de arroz en todo el mundo.

Durante el proceso de molienda, la cáscara exterior protectora se separa del grano de arroz y se desecha. Para reducir la cantidad de residuos que se envían a los vertederos, las cáscaras de arroz a menudo se queman para generar electricidad, dejando un subproducto rico en sílice conocido como ceniza de cáscara de arroz (RHA, por sus siglas en inglés).

Goodyear comenzó a explorar el uso de sílice RHA en el 2013 con resultados positivos.

“Cuando consideramos buscar fuentes de materiales sustitutos, buscamos los impactos en el rendimiento del producto”, señaló el Dr. Bob Woloszynek, ingeniero jefe para el desarrollo de materias primas y tecnología de refuerzo de Goodyear. “Nos complació descubrir que, en comparación con la sílice convencional a base de arena, el material de RHA era un sustituto equivalente en rendimiento”.

La sílice RHA ahora está oficialmente incluida en la lista de materiales de Goodyear y se utiliza en varias de sus plantas de fabricación globales.

El efecto positivo de la sílice en el rendimiento de los neumáticos
La adición de sílice mejora la flexibilidad y elasticidad de la banda de rodamiento a bajas temperaturas, lo que proporciona una mejor tracción y agarre del neumático. Goodyear también ha descubierto que la sílice disminuye la resistencia al rodamiento de los neumáticos en comparación con el negro de carbón, lo que también permite una mejora en el consumo de combustible del vehículo y un mejor rendimiento de los neumáticos en climas húmedos.

La compañía ahora está trabajando en estrecha colaboración con sus proveedores para expandir aún más el uso de sílice RHA y se ha fijado el objetivo de duplicar su uso para el 2021.

“Estamos muy contentos de continuar desarrollando esta tecnología a partir de algo que se habría enviado al vertedero e incluirlo en nuestros productos premium”, comentó finalmente el Dr. Woloszynek.