El auge de los teléfonos inteligentes y las pantallas táctiles dentro de los automóviles ha provocado un creciente debate sobre los peligros de la distracción al volante. Pero los expertos en seguridad de Volvo Cars dicen que la distracción es una realidad y que la tecnología debe utilizarse para ayudar a las personas en sus desplazamientos diarios.

El trabajo de investigación de seguridad y ciencia del comportamiento, desarrollado por la propia compañía, sugiere que cuando se usa correctamente, la tecnología moderna dentro del automóvil puede reducir activamente las distracciones, mejorar la seguridad vial y ayudar a las personas a ser mejores conductores y estar más concentrados.

“Es fácil pensar que los teléfonos y las pantallas son el único flagelo del conductor moderno, pero la vida en su conjunto es una distracción”, dijo Malin Ekholm, directora del Centro de Seguridad de Volvo Cars. “Sabemos que la gente no se distrae a propósito, pero sucede. Podría llegar tarde a recoger a sus hijos al colegio y estar algo estresado. O te pones al volante después de un mal día de trabajo. Todo esto te afecta como conductor”.

Malin Ekholm hizo estas y otras observaciones durante un webcast especial organizado por Volvo sobre seguridad hace unos días. En esta primera edición de Volvo Studio Talks, que se puede ver a en el siguiente enlace CHARLA, Ekholm y otros defensores de la seguridad hablaron sobre la distracción y varios otros problemas urgentes de seguridad vial.

Algunos dirían que, desde el punto de vista de la distracción, un automóvil de la década de 1940 es más seguro que los automóviles de hoy; después de todo, no contiene una pantalla, conectividad telefónica o incluso una radio. Pero no es así como operan los conductores y la sociedad de hoy.

“La realidad es que la gente quiere interactuar con amigos, familiares, trabajo y entretenimiento, y todos responden de manera diferente a las distracciones”, dijo Malin Ekholm. “Por eso queremos encontrarnos con nuestros clientes donde están, no donde queremos que estén. Es por eso que nuestro enfoque está en usar la tecnología de la manera correcta, para que podamos usarla para ayudarlo a mantenerse seguro detrás del volante”.

Volvo Cars utiliza activamente la tecnología para combatir los peligros de la distracción y fabricar algunos de los autos más seguros de la carretera. Por ejemplo, sus sistemas de seguridad activa con freno automático y asistencia de dirección están diseñados para estar alerta y ayudar a los conductores si pierden la concentración o se distraen durante una fracción de segundo.

Dentro de la cabina de nuestros modelos, un control de voz avanzado en el nuevo sistema de infoentretenimiento con Android de Volvo Cars permite a los conductores controlar la temperatura, establecer un destino, reproducir su música y podcasts favoritos o efectuar una llamada, todo mientras las manos se mantienen en el volante.

“Poder controlar las funciones clave de su Volvo por voz le permite mantener las manos en el volante y la vista en la carretera”, dijo Malin Ekholm. “Los sistemas de seguridad activa como City Safety, Run-off Road Mitigation y Oncoming Lane Mitigation con asistencia de dirección pueden actuar como un par de ojos extra que vigilan la conducción”.

Volvo Cars cree que la distracción también debe abordarse a través de cámaras en el automóvil y otros sensores que monitorean al conductor. Con estas tecnologías, si un conductor claramente distraído no responde a las señales de advertencia y corre el riesgo de sufrir un accidente grave y potencialmente letal, el automóvil podría intervenir.

Esa intervención podría implicar limitar la velocidad del automóvil y, como último recurso, reducir la velocidad de forma activa y estacionar el automóvil de manera segura. Volvo Cars planea comenzar a introducir estas cámaras en la próxima generación de la plataforma de vehículos escalable SPA2 de Volvo.