• Las actualizaciones de software seguras ofrecerán mejoras en todo el coche, desde el sistema de comunicaciones y entretenimiento de SYNC hasta las actualizaciones que mejoran la calidad, la capacidad y la conveniencia

Los propietarios del nuevo Mustang Mach-E, totalmente eléctrico no tendrán miedo a perderse nada. Todo ello, gracias a las actualizaciones de software inalámbricas que mejorarán continuamente el SUV durante toda su vida útil sin ni siquiera salir de casa.

A diferencia de otros autos, que requieren que los dueños esperen mientras se realiza una actualización de software, Ford ha desarrollado un sistema que permite descargar actualizaciones seguras en segundo plano, y que, en muchos casos, puede ser completada en menos de dos minutos.

“La belleza del Mustang Mach-E es que lo que nuestros clientes experimentan el primer día es sólo el comienzo: evolucionará para añadir aún más características y capacidades con el tiempo”, ha asegurado John Vangelov, gerente de Servicios Conectados de Ford Motor Company. “Nuestro sistema inalámbrico también minimiza el tiempo de inactividad a través de una activación increíblemente rápida y ayuda a que tu Mustang Mach-E siempre esté mejorando, incluso cuando duermes”.

Estas mejoras van mucho más allá de las actualizaciones de SYNC. Casi todos los módulos de ordenador del Mach-E pueden actualizarse de forma inalámbrica, lo que significa que Ford puede ofrecer mejoras de rendimiento y características totalmente nuevas que podrían no existir cuando el vehículo se entrega por primera vez al cliente.

Algunas instalaciones serán virtualmente invisibles para los clientes, que pueden seleccionar un horario determinado para las actualizaciones mientras su Mach-E está aparcado, por ejemplo, en horario nocturno. Muchas actualizaciones se activarán casi instantáneamente después de que un cliente arranque su coche, y las alertas del vehículo le indicarán qué mejoras se han instalado.

Ford espera realizar sus primeras actualizaciones durante los seis meses posteriores a la entrega de las primeras unidades de Mustang Mach-E. Los usuarios recibirán notificaciones que detallan las actualizaciones de software cuando estén disponibles, las cuales se pueden aplicar usando conexiones Wi-Fi o móviles, dependiendo de la actualización.

Para garantizar que el Mustang Mach-E salga a la venta con esta característica avanzada según lo planeado, el equipo de ingeniería de Ford ha encontrado nuevas formas de desarrollar y probar las actualizaciones inalámbricas en medio de la pandemia actual. Anteriormente, los equipos tenían que reunirse en el mismo espacio físico para acceder a todos los diferentes módulos del vehículo necesarios para probar las capacidades inalámbricas, pero la necesidad de teletrabajar hizo que los ingenieros tuviesen que pensar rápido para cambiar su forma de trabajar.

El equipo reaccionó rápidamente para configurar el acceso remoto a todos los módulos del vehículo, incluso conectándolos con herramientas que les permitieran reprogramar rápidamente los módulos desde casa. Lo que inicialmente precisó de cinco horas para programar remotamente puede ahora hacerse en menos de 10 minutos.

“Al implementar rápidamente el acceso remoto a los componentes de nuestros vehículos, estamos garantizando que nuestros clientes de Mustang Mach-E puedan disfrutar de las grandes prestaciones que esperan desde el primer momento y, al mismo tiempo damos las facilidades que nuestros ingenieros necesitan para continuar innovando desde la seguridad de sus hogares”, ha asegurado Vangelov.