• Geely comenzó la construcción de un centro inteligente de producción y pruebas de satélites para facilitar una futura red de satélites para su uso con soluciones de conducción autónoma de alta precisión.
  • La nueva planta de producción satelital marca la primera entrada de la empresa privada en la producción satelital en China.
  • El ingreso a la industria de los satélites forma parte de la transformación de Geely en un grupo de tecnología de movilidad global.
  • Estrategia que ejecutará la unidad Geespace centrada en el desarrollo, lanzamiento y operación de satélites de órbita baja.

Geely Holding Group anunció que comenzó la construcción de un centro inteligente de producción y pruebas de satélites en la ciudad de Taizhou, China.

La nueva instalación establecida bajo la subsidiaria de Geely Holding Group, marca la primera vez que una empresa privada comienza a producir satélites en China. La instalación de vanguardia incluirá un centro modular de fabricación satelital, un centro de pruebas satelitales, un centro de investigación y desarrollo satelital, y un centro de computación en la nube. Aprovechando al máximo la experiencia de Geely en la fabricación inteligente modular, la instalación podrá desarrollar y producir una variedad de modelos satelitales diferentes.

El presidente de Geely Holding Group, Li Shufu, dijo: “el ritmo al que se desarrolla la ciencia y la tecnología ha alcanzado un nivel sin precedentes, cambiando la sociedad humana en su núcleo. Hoy, la industria automotriz enfrenta enormes desafíos e igualmente grandes oportunidades. Geely debe tomar la iniciativa de adoptar el cambio, desarrollarse a través de la innovación, encontrar nuevas sinergias en línea y fuera de esta, y cooperar con socios globales para convertirse en un líder tecnológico global, impulsar el cambio en la movilidad y crear un nuevo valor para los usuarios”.

La entrada de Geely en el campo de los satélites es parte de su transformación en un grupo de tecnología de movilidad global. La estrategia satelital será implementada por Geespace, la compañía operadora de Geely establecida en 2018 para el desarrollo, lanzamiento y operación de satélites de órbita baja. A finales de 2020, Geespace comenzará el lanzamiento de su red satelital comercial de órbita baja.

La expansión de Geely en satélites de órbita baja marca un hito significativo en la creación de un ecosistema de movilidad tridimensional verdaderamente inteligente. Los satélites de órbita baja podrán ofrecer conectividad a Internet de alta velocidad, navegación de alta precisión y capacidades de computación en la nube.

A medida que los vehículos se vuelven más conectados e integrados en el ecosistema de Internet de las Cosas (IoT), la demanda de datos ha crecido exponencialmente. La red satelital de baja órbita desarrollada por Geespace tiene como objetivo satisfacer la demanda de datos con capacidades de conectividad de alta velocidad que permiten actualizaciones rápidas de OTA y entrega de contenido a los usuarios finales.

El desarrollo de la unidad autónoma L4 y L5 requiere el despliegue de un ecosistema de navegación avanzado para ayudar a garantizar un funcionamiento seguro. Los sistemas de navegación actuales dependen del GPS satelital de órbita alta, que se limita a ser precisos solo en varios metros. La red satelital Geespace de órbita baja ofrecerá una mucha mayor precisión de centímetros, abriendo la puerta a características como el cambio de carril y la prevención de accidentes a través de datos precisos de ubicación GPS que pueden utilizar los vehículos en las carreteras o en el aire.

Con la creciente integración de la inteligencia artificial en el vehículo para funciones como el infoentretenimiento y la conducción autónoma, los requisitos para el procesamiento de datos han crecido enormemente. A través de la nube y el “edge computing”, la red satelital de órbita baja Geespace podrá cumplir con algunos de los requisitos de procesamiento de datos para futuros vehículos inteligentes conectados.

Con la sostenibilidad en mente, los satélites Geespace de órbita baja están diseñados para tener una vida útil limitada que oscila entre uno y diez años, y para desintegrarse naturalmente en la atmósfera de la Tierra al final de su ciclo de vida. La prevención de los desechos espaciales es de suma importancia para todos y Geely tomará todas las medidas para garantizar que su presencia en el espacio sea sostenible.