• La marca sueca utilizará los datos del vehículo en tiempo real para establecer nuevos estándares de seguridad.

La próxima generación de automóviles Volvo se convertirá en la más segura de la empresa, a través de los altos niveles de vanguardia de su software y hardware, junto con mejoras continuas de las funciones de seguridad con la ayuda de datos en tiempo real.

Volvo Cars siempre ha adoptado un enfoque de seguridad basado en datos, utilizando información de tráfico de situaciones de la vida real para desarrollar nuevas tecnologías de seguridad y hacer que sus automóviles sean aún más seguros. Para su próxima generación de automóviles, Volvo Cars busca procesar datos de los automóviles de los clientes en tiempo real, en caso de que los clientes decidan hacerlo, ayudarán a Volvo Cars a sus automóviles sean aún más seguros.

Al permitir que los clientes participen en el desarrollo de la seguridad del tráfico, Volvo Cars puede realizar mejoras continuas a sus automóviles, optimizando constantemente los niveles de seguridad. Estos datos incluirían análisis a los sistemas y entorno del automóvil desde sensores de alta resolución como el LiDAR proporcionado por la empresa de tecnología Luminar.

“Con la ayuda de los datos e información de la vida real, podemos acelerar nuestros procesos de desarrollo y pasar de años a días”, dijo Ödgärd Andersson, director ejecutivo de Zenseact, la división de software de conducción autónoma de Volvo Cars. “Dado que la recopilación de datos en tiempo real genera más información, podemos crear mejores conjuntos de datos y de mayor calidad, los cuales nos permitirán tomar decisiones importantes sobre los próximos avances de seguridad. Estamos dando un gran paso para aumentar la seguridad dentro y alrededor de nuestros automóviles “.

Los ingenieros de Volvo Cars podrían validar y verificar las capacidades de conducción autónoma (DA) más rápidamente para promover una implementación segura de la tecnología DA. Gracias a los datos generados a partir de millones de kilómetros conducidos por decenas de miles de conductores de Volvo en todo el mundo, los ingenieros podrían validar las capacidades de DA para ubicaciones geográficas específicas de forma más rápida que con un número limitado de automóviles en una pista de prueba.

Las actualizaciones de los sistemas ya existentes y las nuevas funciones se pueden implementar rápidamente a través de funciones inalámbricas, aumentando la seguridad de los automóviles Volvo. 

Fábrica de datos
Para procesar los datos de tráfico en tiempo real que se recopilarán, Volvo Cars y Zenseact están invirtiendo en una fábrica de datos que contendrá más de 200 PebiBytes (225 millones de gigabytes) durante los próximos años. Usando capacidades de inteligencia artificial (IA), la información se puede procesar en tiempos récord. Es importante destacar que, si el cliente accede a compartir su información, la marca se preocupara de las garantías adecuadas para su privacidad.

“La seguridad es parte de nuestra herencia y es la columna vertebral de nuestra empresa, y este software es una parte crucial de nuestro ADN moderno”, dijo Mats Moberg, director de I + D de Volvo Cars. “Por lo tanto, a medida que continuamos construyendo sobre la experiencia de 50 años del equipo de investigación de accidentes de Volvo Cars, líder en la industria, ahora también podemos aprovechar la inteligencia artificial como un nuevo equipo de investigación de accidentes virtual”.

Futuro sin colisiones
El uso de datos en tiempo real es parte de la visión a largo plazo de Volvo Cars para un futuro donde las colisiones simplemente no ocurrirían, equipando sus autos con algunos de los mejores y más avanzados sensores disponibles, y mejorando continuamente los sistemas de seguridad y dirección.

El próximo SUV totalmente eléctrico de Volvo Cars tendrá como equipamiento estándar la tecnología de seguridad líder en la industria, lo que ayudará a la compañía a salvar aún más vidas al establecer un nuevo parámetro para la seguridad automotriz. Como equipamiento estándar, los autos de Volvo incorporarán sensores de última generación, como LiDAR desarrollado por Luminar, y una computadora de conducción autónoma impulsada por el sistema en chip NVIDIA DRIVE Orin™.

Para la próxima generación de su tecnología de prevención de colisiones, al combinar este hardware de última generación con el software de Volvo Cars, Zenseact y Luminar, Volvo Cars espera que su nuevo paquete de seguridad reduzca las fatalidades y los accidentes.  

Con el tiempo, y después de repetidas advertencias, el automóvil podría responder ante situaciones de riego que amenacen la vida del conductor. Esto quiere decir que, a pesar de que el conductor siempre tendrá el control absoluto del auto, el automóvil y su tecnología de seguridad podrán apoyar y cuidar al conductor como un par de ojos y cerebro adicional.