Durante julio se comercializaron 151 unidades de motos nuevas, lo que implicó un crecimiento de 14%, frente al mismo período del año anterior, según cifras de la Asociación Nacional de Importadores de Motocicletas (ANIM).

 En tanto, el semestre cerró con 025 unidades nuevas y un incremento de 4,8% con respecto a los primeros seis meses de 2018. Esta cifra representa el mejor periodo acumulado de los últimos cuatro años.

Con respecto a las ventas acumuladas por segmento a junio de 2019 y la variación en comparación al mismo periodo de 2018, ANIM entrega las siguientes cifras:

  • Motos Urbanas:030 unidades nuevas comercializadas con un crecimiento de 4,5%. Esta cifra representa 66,7% de participación de mercado.
  • Motos Recreacionales / Fuera de carretera: 1.995 unidades nuevas con una expansión de 6,86%. Esto implica 13% de participación de mercado.

La Asociación estima que las principales causas del alza de ventas son:
Los chilenos están cada vez más conscientes que las motocicletas son un medio de transporte económico y eficiente, por lo que optan por comprarlas para movilizarse.

  • Hay una mayor flexibilización del crédito, gracias a la incorporación de más operadores de financiamiento, lo que facilita el proceso de compra.
  • El auge de las aplicaciones de reparto de productos y servicios y el creciente uso de las motos como su medio de transporte ha impulsado el crecimiento del mercado.

Dado el escenario actual, ANIM estima que las ventas de la asociación debieran alcanzar una cifra en torno a las 33.500 unidades al cierre de 2019, lo que implica un crecimiento de 6%, de mantenerse las condiciones económicas proyectadas. Mientras que el mercado, en su conjunto, podría llegar a cerca de 42.000 unidades y una expansión del 6%. Así, tras cuatro años de caídas, este es el de recuperación del rubro.