• El porcentaje de usuarios mujeres y hombres -entre los 18 y los 50 años- es bastante parejo entre ambos géneros, cuentan desde MG Motor.

 Las mujeres son parte fundamental en la decisión de compra de un vehículo, y, a medida que se siguen integrando al mundo laboral, son más las que toman esta decisión para ellas mismas, considerando diferentes factores al momento de elegir su propio medio de transporte.

“Aunque generalmente está instalado este concepto de que los hombres compran más autos, nosotros como marca vemos que el porcentaje de mujeres y hombres -entre los 18 y los 50 años- es bien parejo. Esto nos lleva a pensar en las prestaciones de nuestros vehículos y cómo seguir mejorando, para ofrecer buenos productos para quienes representan más de la mitad de la población”, comenta Christian Scheel, Product & Sales Manager de SAIC Motor, dueño y fabricante de MG Motor.

“Además, como saben lo que quieren, estudian bien los productos al momento de comprar, especialmente cuando van a hacer inversiones de este tipo y conocen bien los autos que desean y su competencia”, agrega el ejecutivo.

Consumidoras modernas
Al momento de moverse, las mujeres buscan hacerlo de manera confiable, algo que se ha acentuado más con la llegada de la pandemia, y por ende la preferencia de adquirir un vehículo privado al uso del sistema de transporte público. Esta misma confiabilidad también es lo que buscan en los fabricantes en cuanto a calidad, seguridad y respuesta de la marca.

“En ese sentido, los fabricantes tenemos que estar mucho más alineados con las preferencias de las consumidoras no solo en los productos, sino también escucharlas y que se sientan acogidas por la marca”, acota Scheel.

¿Cuáles son algunos de los elementos que pesan al público femenino? Mujeres más ocupadas o cumpliendo diferentes roles dentro de la sociedad hacen de la utilidad y versatilidad ingredientes claves al momento de elegir un vehículo. Esto sin dejar de lado una demanda por buen diseño, que refleje el estilo de cada una, y un motor que acompañe a las circunstancias.

Algunos equipamientos que ayudan en el día, por ejemplo, son los espacios de almacenamiento bajo los asientos, seguro de puertas sensible a la velocidad, keyless entry (que evita llevar las llaves en las manos), control crucero, desempañador de espejos laterales y, cámaras y sensores de retroceso, por nombrar algunos.

En cuanto a los sistemas de ayuda a la conducción, se encuentran: autohold (que mantiene el auto frenado en detenciones cortas), control de estabilidad, asistencia de partida en pendientes, control dinámico del vehículo y de frenado en curva, entre otros.

“La seguridad es un ítem importante, y dentro de MG Motor además de incluir distintos sistemas de asistencia a la conducción en nuestros equipamientos, también ofrecemos una garantía de seis años que es más extensa que el promedio de la industria”, comenta el Product & Sales Manager.

La sensación de manejo sin duda también es parte de la experiencia, “por eso también es fundamental que puedan agendar un test drive del modelo que les interesa, que vayan a dar unas vueltas al auto y que vean cómo se sienten al volante y otros detalles que pueda estar buscando”, concluye Scheel.