• El octavo mes del año se transformó en el mejor periodo en lo que va de 2020, con 4.499 unidades vendidas lo que representa un 86% de crecimiento respecto del mismo mes en 2019. Con estos resultados, la industria acumula un total de 18.961 unidades comercializadas en 2020, apenas un 3,2% menos que en 2019.
  • Un 85% de las ventas totales correspondieron a modelos urbanos o de calle, donde más de un 60% corresponden a modelos de cilindrada entre 125 y 249 cc.   

Un más que positivo repunte, dado el contexto y escenario mundial actual, registró la venta de motocicletas nuevas en Chile en el mes de agosto, al comercializar 4.499 unidades, lo que significa un incremento del 173% en relación a julio 2020, transformándose así en el mejor mes en lo que va del año, según las cifras registradas por la Asociación Nacional de Importadores de Motos de Chile (ANIM).

“Para nadie es un misterio los estragos que ha causado en la economía y en todo orden de cosas, la crisis sanitaria mundial fruto del coronavirus. Es un verdadero motivo de felicidad para nuestra industria las cifras de ventas del mes de agosto. Estas nos permiten mirar con cierto optimismo los meses que quedan de este 2020.” Señaló Cristian Reitze, Presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Motos de Chile (ANIM).

En el desglose de ventas del mes de agosto, 3.822 unidades correspondieron a motos urbanas, mientras que 667 son las denominadas recreacionales y fuera de carretera. En cuanto al total de ejemplares vendidos, el 59% se sitúan en la Región Metropolitana, seguido por un 7,4% en Valparaíso y un 6,5% en Coquimbo; entre los principales.

Por su parte, dentro de las preferencias del público, en el primer lugar a la fecha se ubicó el modelo HONDA CB125 TWISTER, con un 6,5% de participación de mercado, seguido por la YAMAHA FZ 150 con 5,6%. El tercer puesto, fue para la HONDA CB190R con un 4,3%, mientras que el cuarto lugar lo ocupó HAOJUE KA-15O con un 2,5% de las preferencias.

POSITIVO REPUNTE
Entre los motivos que explican el importante incremento en la venta de motocicletas nuevas, se destacarían los siguientes, según ANIM:

La reinvención de los chilenos ante el creciente desempleo, cifra que llegaría a 13,1% según INE, lo que ha derivado en que muchos trabajadores salgan a buscar nuevas oportunidades laborales en aplicaciones delivery, adquiriendo motocicletas de baja cilindrada, que representan una menor inversión y alta rentabilidad.

Por la mayor liquidez tras el retiro del 10% de los fondos de las AFP durante el mes de agosto.

Otras de las causas apuntarían según el organismo, a la persistente pandemia que inhibe la utilización del transporte púbico.

Para la organización las razones estacionales también serían cruciales en este nuevo escenario, debido a la pronta llegada de la primavera y el verano, estaciones predilectas para la utilización de este modo de transporte.

Reitze agrega “Las personas de distintas edades y sexo, se han dado cuenta que la motocicleta es un modo de transporte conveniente en todo sentido: por su valor más económico, por su mayor eficiencia en el uso de combustible, por el ahorro de tiempo en los traslados versus el transporte público, y también, por la mayor protección personal que brinda ante un posible contagio por coronavirus”. 

“La motocicleta se ha transformado en un gran y fiel aliado de trabajo y movilidad para miles de personas. Es un medio que ha permitido entregar herramientas para que las familias puedan continuar sosteniendo económicamente a sus hogares en estos tiempos tan difíciles. También, empresas de distinto tamaño, han debido incrementar sus flotas de vehículos para dar respuesta a la alta demanda que se ha generado en diversos servicios logísticos a nivel país, para los cuales la motocicleta se ha instalado como el aliado más eficiente y conveniente”. 

Finalmente, el ejecutivo comenta que todos los modelos de motocicletas que comercializan las marcas asociadas a la ANIM en todo el país, cuentan con el debido Certificado de Homologación extendido por el Ministerio de Transportes, lo que significa que todas ellas cumplen con los más exigentes estándares medioambientales y de seguridad. “Nos parece importante hacer esta precisión. Hemos visto un incremento en las ventas de motocicletas a combustión de bajo cilindraje que no cumplen con estas normativas, lo que es ilegal y muy peligroso para los usuarios.