Por Raúl Farías

Por espacio de una semana pudimos ponernos al volante del primer y único SUV 100% eléctrico presente en el mercado chileno. Nos referimos al MG ZS EV o “Electric Vehicule”, un SUV B cuya comercialización arranó hace un año y medio, formando parte de la reducida oferta de este tipo de vehículos en Chile.

En mayo de 2019, debutó en el Salón del Automóvil de Londres, la variante 100% eléctrica del SUV compacto ZS, al igual que en otros países del Viejo Continente, logrando una excepcional acogida de parte del público. Apenas siete meses más tarde se estrenó por estos lares.

Exterior sin grandes diferencias
Ahora bien, analizando su propuesta estética, vemos que los diseñadores de MG optaron por darle una continuidad en términos de diseño, al contrario de otros fabricantes que optan por diseños muy diferenciados. Ello permite que sea fácilmente reconocible como un ZS, pero hay que agudizar nuestro sentido de observación para reparar en los detalles que lo distinguen de las versiones a combustión, las que detallamos seguidamente:

De partida el color de nuestra unidad de prueba, resultó ser muy atractivo y llamativo, un azul copenhague, que va alineado a su carácter de vehículo totalmente ecológico. Su frontal mantiene su enorme máscara con el logo MG al centro, con diseño tridimensional y un patrón “Star dust” (polvo de estrellas), donde al abrir, encontramos la ranura para conectar el cargador. Va flanqueado por ópticos con motivo “London Eye” con luces diurnas LED, pero cuyos proyectores principales son halógenos, un punto que le juega en contra, por cuanto es algo esperable tratándose de una variante eléctrica con nivel de equipamiento tope de línea.

De costado, nos encontramos con neumáticos Michelin Primacy 3 ST de medida 215/50 R17 con llantas de aleación con un motivo que se asemeja a los molinos de viento, y un sutil filete cromado en las manillas de las puertas del color de la carrocería, mientras que, en su zaga, el único elemento diferenciador es la presencia del logo EV sobre fondo azul, con letras y borde cromado en relieve, del lado derecho inferior del portalón trasero. Un detalle a tener en cuenta, es que este modelo no trae rueda de repuesto, sino que un kit antipinchazos.

En cuanto a sus cotas, estas se mantienen casi sin variaciones: 4.314 mm de largo; 1.809 mm de ancho y 1.644 mm de alto (-4 mm que el convencional), mientras que su batalla llega a los 2.585 mm. Es 200 kilos más pesado que el ZS convencional, con 1.460 kilos de peso neto declarados.

Además del azul Copenhague, el MG ZS EV está disponible en otras cuatro tonalidades: azul, blanco, negro y rojo.

Interior sin concesiones, pero con detalles que lo diferencian del ZS convencional
Puertas adentro, esta variante electrificada, dispone de un generoso espacio interior, diferenciándose de la versión convencional AT Confort por sus asientos eléctricos delanteros con 6 vías, calefaccionados y tapizados en cuero con pespuntes blancos a la vista, el túnel central que se alza entre ambos asientos delanteros contiene la nueva palanca selectora, que MG denomina “Starburst”, que es un comando giratorio grabado con láser, él que resulta muy fácil de operar, aunque requiere cierto acostumbramiento, para quienes están acostumbrados a la palanca selectora tradicional. Sin duda no hace concesiones en términos de comodidad para sus cinco ocupantes.

Las diferencias se manifiestan en su cuadro de instrumentos, donde bajo el velocímetro encontramos un indicador de tensión de la batería (que fluctúa entre los 8 y 16 voltios), al centro un display a color del computador de abordo, con información de relevancia para quien lo maneja: modos de manejo, nivel de regeneración, velocímetro digital, estado de nivel de recarga (cuando está en ese proceso), reconocimiento de señalética, posición de la palanca de transmisión. Inmediatamente debajo hay un recuadro, con la leyenda “Ready” en verde que nos indica que estamos listos para manejarlo. Al lado derecho, en vez del tradicional tacómetro, se halla un indicador de nivel de potencia que se transfiere al eje delantero, que va de 0 a 100%.

En la zona del plafonier superior, encontramos otras diferencias menores, puesto que a los tradicionales comandos que permiten operar la cortinilla y el techo panorámico eléctrico, prescinde del portalentes, suma un botón SOS (que en otros mercados opera como un sistema para solicitar asistencia de emergencia vía Wi Fi), además de un display que informa acerca del estado de funcionamiento del airbag de pasajero frontal. Nos hubiese gustado que el espejo retrovisor interior fuese fotosensible, puesto que viene con la clásica regulación manual día/noche, al igual que contar con espejos de vanidad iluminados.

En la zona de la consola central onserva la pantalla táctil de 8″, compatible con Android Auto y Apple Car Play, al igual que el volante multifuncional, que en esta versión se distingue por contar con recubrimiento de cuero. Otra particularidad es su sistema de llave inteligente (keyless/botón de encendido), que al dejarla sobre la consola central, carga permanentemente la batería de la llave.

En la zona baja, vemos una configuración diferente, con tres botones adelante, el primero para los modos de manejo: normal, deportivo y eco, el segundo para la configuración del modo de regeneración de tres niveles de freno de motor y el último para ver la autonomía de la batería. Luego, hay un comando giratorio para seleccionar entre los modos P (parking), R (reversa), N (neutro) y D (Drive). Termina con un freno de mano eléctrico con modo Autohold, muy útil al momento de enfrentar tramos congestionados.

Delante de estos elementos, encontramos una suerte de consola flotante oculta, con espacio para dejar nuestro teléfono celular, dos puertos USB de carga y una toma de 12 voltios.

Todo lo demás, se mantiene muy familiar al ZS gasolinero, con asientos de ecocuero, eléctrico el del conductor, techo panorámico, gran espacio para sus pasajeros delanteros y traseros, un maletero, con doble altura regulable, que dispone de 448 litros de capacidad, ampliables a 1.166 litros con los respaldos abatidos en proporción 60/40, además de contar con rieles de techo que admiten hasta 75 kilos de peso en esa zona del vehículo. Lo anterior, hacen del MG ZS EV muy adecuado como SUV familiar.

A lo antes señalado, podemos agregar otros elementos de confort ya conocidos en el ZS como son: aire acondicionado automático, sensor de lluvia, espejos exteriores abatibles eléctricamente, el ya mencionado techo panorámico, sistema de audio 3D con 6 parlantes, sensor trasero con cámara de retroceso.

La habitabilidad trasera es correcta para dos ocupantes adultos, aunque un tercero podría ver penalizada su comodidad por la ausencia de un tercer apoyacabezas central y el espacio que sobresale ligeramente del túnel central que media entre ambos asientos delanteros, que dispone de un pequeño espacio portaobjetos y un puerto USB de carga. Nos hubiese gustado una doble rejilla de aireación adicional para los ocupantes de estas plazas.

El nuevo MG ZS EV combina el diseño contemporáneo de MG con la tecnología EV de última generación para los conductores que desean conducir de manera más inteligente y, sobre todo, de manera más sostenible. Es así como está propulsado por un potente motor eléctrico PMS con 141 Hp de potencia que, combinado con la batería de iones de litio de 44,5 kWh, da como resultado un radio de acción que puede fluctuar entre los 263 y 428 km (ciclo WLTP). La combinación produce un par máximo de 353 Nm, lo que permite una rápida aceleración de 0 a 50 km / h en 3,1 segundos (y de 0 a 100 km / h en 8,1 segundos).

El paquete de baterías está refrigerado por líquido, lo que mejora aún más la eficiencia y le permite cargar este atractivo y versátil SUV urbano de 0 a 80% en solo 40 minutos con un cargador rápido. En casa, el MG ZS EV se puede cargar fácilmente durante la noche (8 horas) con el enchufe del cargador CCS tipo 2 suministrado y estar listo para un nuevo día sostenible. El sistema de frenado regenerativo de 3 niveles garantiza que el MG ZS EV utilice toda la energía.

El paquete de baterías está certificado por su seguridad y resistencia al agua y al polvo. Además, el paquete está reforzado con una barra y cubierto con un marco de aluminio fundido, que protege contra rasguños, salpicaduras de agua y baches en la superficie de la carretera.

Seguridad de estándar mundial
Sobre todo, el MG ZS EV es un SUV muy seguro, por cuanto cumple estándares mundiales en este item. Después de una serie de pruebas y ensayos exhaustivos, el organismo de seguridad europeo, EuroNCAP, otorgó a este modelo, como el primer SUV del segmento B, con puntuaciones altas para las diversas características de seguridad, lo que resultó en la puntuación más alta posible de 5 estrellas.

Además, su chasis tiene una jaula de acero de alta calidad que absorbe energía. La rigidez a la torsión es de 18.400 Nm. Con una calificación de seguridad tan alta, el MG ZS EV está a la par de autos eléctricos de alta gama como el Audi e-tron, el Mercedes EQC y el Tesla Model 3.

El MG ZS EV ofrece una extensa lista de sistemas inteligentes de asistencia al manejo que reducen considerablemente los riesgos durante la conducción. El sistema MG Pilot integra funciones de asistencia al conductor como ACC (Adaptive Cruise Control), LDW (Lane Departure Warning), AEB Cyclist Detection (freno automático de emergencia para proteger a peatones y ciclistas) y tecnología de asistencia automática al conductor L2. MG comprende que las condiciones de la carretera pueden presentar desafíos. Por lo tanto, la cámara multifuncional y el radar de ondas milimétricas pueden detectar de manera rápida y eficaz las condiciones de conducción, lo que brinda protección en condiciones climáticas adversas. Estas funciones garantizan un viaje más seguro, incluso con mal tráfico o condiciones meteorológicas adversas.

Otros sistemas de mejora de la seguridad con los que está equipado el MG ZS EV incluyen: IHC (Intelligent High Beam Control), un sistema que cambia automáticamente entre luces altas y bajas, para evitar el deslumbramiento del tráfico que se aproxima y otros usuarios de la carretera, TJA (Traffic Jam Assistance), una función de confort parcialmente automatizada que permite que el automóvil se mueva, acelere, frene y, dentro de limitaciones específicas, se conduzca automáticamente,  frenos ABS con EBD, ESP, asistente de frenado y arranque en pendiente, Auto Hold, SAS Speed ​​Assistance y Reconocimiento de señales de tráfico (TSR).

¿Qué hay del andar?
Basta con acomodarnos en su puesto de manejo, pisar el freno y accionar el botón de encendido visualizando en el tablero la leyenda “Ready”, poner el dial del selector de la transmisión en D y emprender la marcha… en total y absoluto silencio, pudiendo tener una conversación entre los ocupantes sin mediar ruidos provenientes del motor. El único ruido advertible es el que proviene del roce de los neumáticos con el pavimento. Sin duda que ello redunda en un gran confort de marcha, que puede comportarse de manera muy caballerosa y equilibrada o bien muy dinámica, conforme cuanto pisemos el acelerador o alteremos el modo de manejo.

Sin duda que aquellos, que nunca antes se han puesto tras el volante de un auto eléctrico, se requiere cierto período de acostumbramiento, que resulta muy corto, conforme acumulamos kilómetros al volante, donde hay que prestar atención al frenado, con una mordiente muy marcada, además de ser regenerativos, por cuanto ayudan a recargar las baterías. Una vez habituados, su manejo resulta muy sencillo, acelerador y freno.

En carretera es donde saca a relucir sus cualidades dinámicas, pudiendo realizar salidas o rebases muy rápidos, pudiendo alcanzar velocidades de circulación permitidas sin ningún tipo de inconvenientes, siempre con la salvaguarda de contar con la ayuda de los sistemas de seguridad activa.

Sin duda que estamos en presencia de un modelo único, que cumple con todas lo que uno espera de un SUV de esta categoría, muy rico en equipamiento y seguridad, con algunos detalles fácilmente mejorables, aunque con un precio ($26.490.000), que más que duplica al de su símil a gasolina full equipo, pero que sin duda demuestra el nivel de desarrollo alcanzado en este ámbito por MG.

Puedes revisar el video completo de nuestro Test Drive acá: