• Casi 75 años de investigación e innovación: Tama y LEAF, dos íconos en la historia de la electromovilidad mundial, se contrastan para demostrar la solidez de Nissan en este camino.

En 1947, mientras el mundo transitaba un cambio económico, 200 empleados de la compañía de aviación Tachikawa se trasladaban a la compañía Tokio Automobile CO., Ltd. Esto significó el origen del Tama, uno de los primeros prototipos eléctricos y además un hito en la historia de Nissan como pionero en la creación y desarrollo de automóviles eléctricos.

Icono destacado de los 70 años de herencia de Nissan en este territorio, Tama recibió su nombre de la ciudad que lo vio nacer.  Debido a la escasez de energía posterior a la Segunda Guerra Mundial, el gobierno japonés alentó la producción de vehículos eléctricos. Desarrollado por ingenieros de aviación militar, Tama utilizó baterías reemplazables de plomo ácido y generó 3.3kW de potencia y una velocidad máxima de 35 km / h (22 mph). Más tarde apareció una versión camioneta compacta. Se comercializó hasta 1950, cuando la recuperación de la posguerra estaba en marcha y los suministros de petróleo se estabilizaron.

¿Qué aprendió de su hermano mayor el Nissan LEAF que hoy recorre las calles de Latinoamérica? Primer vehículo de pasajeros 100% eléctrico en llegar a la región, desde su lanzamiento en 2010 está presente en más de 50 países, lleva más de 500.000 unidades vendidas y más de 2.500 millones de kilómetros acumulados a nivel mundial, que dejan como resultado una reducción de 2.1 millones de toneladas de CO2.

Multipremiado y reconocido en todo el mundo, el Nissan LEAF revolucionó el concepto de movilidad. Este modelo integra la visión de marca Nissan Intelligent Mobility (NIM), que busca transformar la manera en la que los autos son impulsados, conducidos e integrados en la sociedad, con cero emisiones y cero accidentes. Propone una de las tecnologías más revolucionarias al momento de su lanzamiento, el E-Pedal, que permite al conductor acelerar y frenar con un único movimiento, sin la necesidad de cambiar de pedal.

Además, ofrece costos de operación de aproximadamente un 30% menos que el vehículo más competitivo con características similares y ofrece recorridos de hasta 80% más económicos que un automóvil a combustión interna.

En este viaje hacia un mundo más conectado y sostenible, Nissan propone los beneficios de los vehículos eléctricos que se adaptan a la amplia gama de estilos de vida y necesidades de los usuarios, y nos invita a ser parte del cambio.

Si quieres conocer más sobre estos dos íconos de Nissan que influenciaron la historia de la electromovilidad, te invitamos a visitar Nissan Stories.