• Elegida casi entre 3.500 relatos de aventura, emoción y espíritu Way Of Life!!, la historia de Cristofher Ríos demuestra la verdadera relación de un Suzuki Lover con su vehículo y el lazo emocional que se genera entre una persona y su auto.
  • En total fueron 16 las historias premiadas con estadías en distintos lugares de Chile para seguir viviendo aventuras con Suzuki, el gran ganador, en tanto, se quedó con un Suzuki Swift 1.2 GL Sport MT.

Santiago, abril de 2021. Nos demoramos un poco en escribir la historia, porque queríamos contar todo con detalles”, comenta alegre Cristofher Ríos, el flamante ganador del gran concurso con el que Suzuki decidió celebrar sus cien años.

Por todo el mes de marzo, Suzuki invitó a clientes y amigos de la marca a contar las historias que les dan vida a sus autos, logrando una respuesta y expectación increíble, pues se recibieron casi 3.500 relatos de todas partes de Chile, demostrando que son muchos quienes llevan a la firma japonesa en el corazón en sus más de 40 años en Chile.

El Suzuki Alto con el que hicimos la travesía a Bariloche era comprado de segunda mano y hemos ido a todos lados con el tomatito Cherry”, como le pusimos”, relata Cristofher Ríos sobre el origen del auto que protagoniza la historia ganadora.

Pero el Alto no fue el primer Suzuki en la historia del joven de 29 años oriundo de Río Bueno. “En 2014 tuve un Baleno año 98, color burdeo. Junté plata todo el año para poder comprar ese auto y lo tuve como tres o cuatro años, luego lo tuve que vender por unos dramas económicos, pero fue mi primer auto, y el primer amor nunca se olvida”, destaca el joven.

“A pesar de que siempre tuvimos “Suzukis” de segunda mano, se portaron increíble, por lo mismo estábamos buscando un Swift para cambiarnos, de segunda mano también, creíamos que era un auto que se iba a adaptar bien a mí y a Alejandra, aunque ahora toca planificar cómo vamos a estrenar este tremendo premio”, comenta alegre Cristofher Ríos.

Otros 15 afortunados también fueron premiados por celebrar el estilo Way Of Life! relatando sus historias junto a Suzuki, como la de Cristián Melville, de La Reina, cuya relación con la marca va desde un Suzuki Carry ST90 con el que su abuelo llevó por tierra a sus hijos hasta Brasil, hasta el querido Suzuki Samurai con el que soñó desde niño.
Tenía decidido que el Suzuki Samurai sería mi primer auto, inclusive tenía pegado en mi alcancía hechiza un pequeño Samurai impreso para motivarme más aún. Busqué y visité varios durante 3 meses aproximadamente hasta que encontré el indicado, era un Samurai Blanco de 1998 prácticamente estándar, y con tan solo 2 dueños. Fue un flechazo. Cuando vi ese Samurai sabía que tenía que ser el mío, y a pesar que ese escapaba de mi presupuesto, hice todos los esfuerzos posibles y lo compré”.

Otra de las felices ganadoras fue Odette Quintun, de La Araucanía, con el relato de la primera aventura que vivió con su querido S-Presso.
En las calles éramos una novedad y todos nos miraban con simpatía. Muchos nos decían; cuando viajen cuéntenos que tal! Y bueno, nos fuimos a Pucón, a visitar el Salto de la China. Algunos vehículos 4×4 subían el cerro como si nada, a los vehículos pequeños nos decían que el camino era malísimo y debíamos subir con cuidado y que ojalá llegáramos. Otros no nos tenían fe, y debo decir que hasta yo estaba expectante a ver qué resultaba y sorpresa!! Llegamos al famoso Salto de la China, una hermosa cascada que pudimos disfrutar en aquel día en que nuestro pequeño Suzuki S-Presso nos llevó a conocer. Estábamos felices y esperamos llegar más arriba en una próxima oportunidad”.

Con cuatro décadas en Chile y más de un siglo en el mundo, Suzuki apuesta a seguir cambiando las vidas de sus usuarios, incentivando la aventura y los desafíos, acompañando siempre con vehículos de alta calidad que no sólo resisten el paso del tiempo, también se convierten en verdaderos compañeros de vida y de momentos memorables.

Todos los ganadores del concurso se encuentran en el instagram de la marca @suzukichile_