• Todo apunta a que la firma potenciará fuertemente la producción de vehículos eléctricos.

La marca anunció que tiene un nuevo accionista mayoritario. Se trata de la empresa Edison Motors, que adquirió el 75% de la propiedad de SsangYong Motor tras el pago de unos US$255 millones. Se trata de una compañía fundada en 2015, que se dedica a la fabricación y desarrollo de buses y camiones eléctricos.

El fabricante de automóviles de Corea del Sur había sido adquirido en 2011 por el gigante indio Mahindra, sin embargo, desde 2019 el grupo asiático comenzó a buscar un nuevo socio para la firma.

La compra por parte de Edison Motors tiene como principal objetivo transformar a SsangYong en un fabricante de automóviles centrado en los vehículos eléctricos de nueva generación.

De hecho, la marca surcoreana lanzará este 2022 sus dos primeros modelos 100% a batería: el Korando e-Motion, que estará a la venta durante las próximas semanas en el mercado europeo, y el llamado proyecto J100, un SUV muy robusto que rememora sus primeros 4×4 y que ofrecerá motores a combustión y eléctrico.

La llegada del nuevo SsangYong Korando e-Motion no es más que el inicio de la ofensiva eléctrica que la marca llevará a cabo para materializar su ambicioso plan estratégico.

En cuanto a la distribución local esta seguirá en manos del grupo Astara (ex SKBergé), tal como ha sido durante los últimos 20 años.