• El fabricante checo superó la marca del millón de unidades a pesar del cierre de 39 días de la producción en el país y del colapso de sus canales de venta en el segundo trimestre del 2020.
  • La marca aumentó su participación de mercado en Europa a un 5,4% y confirma también su exitosa estrategia en Rusia (+6.8%).
  • Los resultados de ventas demuestran la eficacia de las contramedidas que tomó Škoda.

 Škoda AUTO comercializó 1.004.800 vehículos a clientes durante 2020, sobrepasando la marca del millón de unidades por séptimo año consecutivo. Dada la considerable situación causada por la pandemia del COVID-19, esta cifra demuestra la efectividad del fabricante y de las contramedidas que tomó. Tras el cierre por 39 días de las plantas de producción checas y el colapso temporal de los canales de venta en el segundo trimestre, Škoda AUTO logró recuperar impulso en los mercados internacionales durante junio. Además de la implementación de programas integrales de reinicio para respaldar eficazmente a los concesionarios, la atractiva y moderna gama de modelos también contribuyó a este logro.

El fabricante de automóviles checo entregó 578,100 vehículos en todo el mundo desde julio a diciembre (primer semestre de 2020: 426,700 vehículos). Además, confirmó su exitosa trayectoria en numerosos mercados durante los últimos 12 meses: se vendieron 24.200 vehículos en Turquía (+ 56,3%) y 5.500 vehículos en Egipto (+ 52,8%). En Europa, el fabricante de automóviles también aumentó su participación de mercado con un 5,4% de las ventas. En Rusia, se estableció un nuevo récord con 94.600 vehículos entregados (+ 6,8%).

“Poder comercializar más de un millón de unidades es un tremendo éxito para Škoda AUTO, en especial, por el contexto del coronavirus y el cierre de producción de cinco semanas que tuvimos durante la primavera europea. Esto es un esfuerzo conjunto entre nuestros equipos de venta, importadores y distribuidores, a quienes quiero agradecer. Extiendo también mis felicitaciones a todos quienes trabajan en producción y gestión de calidad, así como a los demás Škodianos que lucharon por cada uno de nuestros modelos”, expuso Thomas Schäfer, CEO de Škoda AUTO.

“Todo el equipo ha demostrado resistencia, resiliencia y verdadera pasión en estos tiempos desafiantes. Ahora podemos mirar hacia adelante con confianza: Škoda tiene muchos productos nuevos en proyecto y tengo grandes expectativas para ellos. Sin embargo, permanecemos atentos y veremos con detalle los desarrollos futuros en los distintos mercados “, concluyó Schäfer.

En Europa Occidental, el fabricante checo registró 434.500 unidades comercializadas durante 2020 (enero a diciembre 2019: 520.000 unidades, -16,5%), con 41.700 vehículos vendidos en diciembre (diciembre 2019: 42.400, -1,2%). En Alemania, el segundo mercado más grande para la marca, las entregas registraron un total de 161.800 unidades durante el año pasado (enero a diciembre 2019: 191.200 unidades, -15,4%). Mientras que, en diciembre, Škoda registró un alza de un 10,8% al comercializar 16.600 vehículos en aquel país (diciembre 2019: 15.000 unidades).

En Europa Central, la marca entregó 181.900 vehículos desde enero a diciembre (215.800 unidades menos que en el mismo período del año anterior, -15,7%). En diciembre 2020, Škoda registró 14.600 unidades vendidas (diciembre 2019: 17.700, -17,2%). Sin embargo, la marca aumentó su market share en la región a un 19,65%. En su mercado de origen, República Checa, las ventas cayeron en un 11,6%, con ventas de 83.200 unidades durante todo el año (94.200 unidades durante el mismo período del año anterior), pero con un incremento de 3.34 puntos porcentuales en su participación de mercado llegando al 41%. En diciembre, el fabricante registró 7.100 vehículos entregados, un alza de un 1.1% en comparación al mismo mes del año anterior.

En Europa del Este, excluyendo el mercado ruso, Škoda terminó el año con 39.800 unidades comercializadas (enero a diciembre 2019: 50.200 unidades, -20,8%), mientras que en diciembre las entregas totalizaron 4.300 unidades, un -1.8% con respecto al mismo mes del 2019.

En Rusia, la marca tuvo un crecimiento de un 6,8% durante 2020 con 39.800 unidades comercializadas durante el año (enero a diciembre 2019: 88.600 unidades). Mientras que, en diciembre, registraron 9.700 vehículos comercializados, con un crecimiento de un 5,8%.

En el mercado más grande donde está presente la marca, China, el fabricante checo registró ventas de 173.000 vehículos durante todo el año, una caída de un 38,7% en comparación al 2019.

En India, se comercializaron 10.900 unidades, un -27,9% con respecto al 2019. Mientras que, en Turquía, la marca aumentó sus entregas en un 56,3% con 24.200 unidades.