Renault R5 Turbo 3E, nacido para el drift

  • Como parte de las celebraciones del 50 aniversario del Renault 5, la marca francesa presentó un espectacular prototipo eléctrico, diseñado para hacer drift y rendir homenaje a las versiones deportivas más icónicas del modelo: el Renault 5 Turbo y el Turbo 2.
  • Esta reinterpretación es deliberadamente exuberante y su desempeño es el mejor de su clase. Orientado a la «diversión» y al «juego», también apunta hacia lo digital a través de la NFT.
  • El R5 Turbo 3E es otro ejemplo, junto con el Renault 5 Prototype, del «renacimiento eléctrico» de un modelo insignia de la marca.
  • El R5 TURBO 3E se presentará al mundo por primera vez en el concurso Chantilly Arts & Elegance 2022 el 25 de septiembre y luego se exhibirá en el Salón del Automóvil de París a partir del 17 de octubre.

Renault había prometido “un año lleno de sorpresas” cuando en enero de 2022 dio inicio a las celebraciones del 50° aniversario del Renault 5, uno de sus íconos más destacados. Después de participar en el Rallye Monte-Carlo Historique, Rétromobile Motor Show, Le Mans Classic y otros eventos festivos, luego de presentar su show-car eléctrico Renault 5 Diamant, la marca presentará mundialmente el R5 Turbo 3E en el concurso Chantilly Arts & Elegance 2022, que se realizará el 25 de septiembre.

La contribución de este show car 100% eléctrico a las celebraciones del 50° aniversario del Renault 5 es un homenaje a las versiones deportivas más celebradas de este icónico modelo: el Renault 5 Turbo y el Turbo 2. Lógicamente ha sido llamado R5 Turbo 3E, “3” porque sigue al Turbo 2 y “E” porque es eléctrico.

«El R5 Turbo 3E combina un diseño de ultratecnología y una exuberancia deliberada con numerosas referencias al mundo de las carreras de autos y los videojuegos. Esta combinación impulsa el auto de exhibición hacia la modernidad y la tecnología, y está en la frontera entre los reinos real y virtual. Este «drifter» 100% eléctrico demuestra que los autos eléctricos también pueden ser divertidos con un rendimiento increíble», subraya el director de Diseño de Renault, Gilles Vidal.

El R5 Turbo 3E es otro ejemplo, junto con el Renault 5 Prototype, del «renacimiento eléctrico» de un modelo insignia de la marca, que se está preparando para su futuro completamente eléctrico en Europa en 2030.

Esta reinterpretación del Renault 5 Turbo 2 es deliberadamente exuberante y su desempeño es el mejor de su clase. Será un espectáculo en el concurso de elegancia en Chantilly, y encajará perfectamente con el espíritu de esta reunión, una mezcla de «el automóvil del futuro y la moda».

Durante el desfile, la modelo y el conductor que acompañan al R5 Turbo 3E vestirán trajes inéditos creados por La Fameuse, una diseñadora de moda que se ha labrado un nombre al convertir las prendas existentes en prendas deportivas únicas y al mismo tiempo ropa con clase. Estos trajes utilizan los signos y colores vintage de Renault, con logotipos de antaño y camisetas de marca combinados con el estilo actual. Fueron diseñados como contrarios y contrapartes: blanco para la mujer y negro para el hombre, con el color opuesto en las bandas de brazos y piernas; con inserciones en forma de X en las piernas de la mujer e inserciones en forma de diamante en las piernas del hombre. El tejido está acolchado para adaptarse al universo sportwear y se combina con un monograma Renault estampado.

UN AUTO DE ALTO DESEMPEÑO DISEÑADO PARA EL DRIFT
El R5 Turbo 3E está diseñado para el alto rendimiento y las pistas, un “drifter” puro, totalmente eléctrico y tracción trasera. Al igual que su icónico predecesor, es estrictamente un biplaza. Ahora, sin embargo, la parte trasera alberga el tren motriz: dos motores eléctricos, cada uno de los cuales mueve una de las ruedas, con las baterías en el medio debajo del piso.

Construido sobre un chasis tubular, protegido por una base plana y protegido por barras antivuelco aprobadas por la Fédération Internationale de l’Automobile (FIA). El motor tiene 280 kW (equivalente a 380 CV) de potencia total y 700 Nm de par disponibles al instante.

Este R5 Turbo 2 de nueva generación puede recorrer 100 metros desde parado en solo 3,5 segundos (3,9 segundos en modo Drift) y alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h. Su batería de 42 kWh tiene capacidad de sobra para varias vueltas o una gymkhana embravecida. En estas situaciones, tiene un ángulo de dirección de más de 50°, por lo que es más fácil esquivar obstáculos.

Para facilitar la grabación de las actuaciones realizadas a bordo, el R5 Turbo 3E viene con unos 10 soportes de montaje para cámaras interiores y exteriores, por ejemplo, en las ranuras para los faros y los retrovisores exteriores, que son perfectos para obtener las mejores imágenes de su destreza en el drift.

EXUBERANCIA, DIVERSIÓN Y REFERENCIAS ICÓNICAS
“Una obra de arte de líneas exageradas, inspirada en el universo de los videojuegos, con guiños al Renault 5 y al Renault 5 Turbo tanto por dentro como por fuera”. Este fue el resumen entregado a los equipos que trabajan con Sandeep Bhambra, diseñador jefe de los autos conceptuales de Renault, para el prototipo R5 Turbo 3E.

¡Y el resultado es espectacular! El capó, las puertas y la cabina tienen la misma forma que sus predecesores, pero esta vez la carrocería está hecha de fibra de carbono. El R5 Turbo 3E es inequívocamente parte de la dinastía. También tiene una nueva versión de las icónicas entradas de aire del Turbo 2 en los guardabarros traseros. Mide 2,02 metros de ancho (25 cm más que su antecesor), 4 metros de largo y 1,32 metros de alto. Su característica más llamativa es su enorme alerón trasero que clava el coche en el suelo incluso en los derrapes más salvajes.

Las grandes entradas de aire en el parachoques delantero del R5 Turbo 3E enfrían el motor y agregan carga aerodinámica. Las tres secciones verticales recuerdan instantáneamente al parachoques del Renault 5 Turbo 2. Las luces antiniebla cuadradas se parecen mucho a las de «antaño», pero ahora hay cuatro y cada una contiene 16 leds.

También hay tiras de led rosas, azules y amarillas en la parte delantera y trasera, que parpadean cuando el auto se desvía, agregando una vibra de videojuego de los años 80 y 90. Los videojuegos retro también sirvieron de inspiración para las pegatinas de camuflaje que adornan el cuerpo. Por último, las ventanas de plexiglás son de color rosa y una etiqueta que dice «La vie en rose» en la ventana trasera izquierda agrega un dulce je-ne-sais-quoi al universo de este auto de exhibición.

Los indicios de historia en el diseño del R5 Turbo 3E son todo lo contrario a la nostalgia, ya que por su tratamiento contemporáneo y lúdico, impulsan el show car hacia la modernidad. Por ejemplo, la entrada de aire del capó -otro guiño al Renault 5 Turbo 2- alberga la apertura para la toma de carga de la batería. Y las partes transparentes de la carrocería, especialmente las que están sobre las luces traseras, brindan ventanas para admirar el mecanismo eléctrico del prototipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.