• En el marco del Salón de Münich, la firma del rombo dio a conocer la nueva evolución del Mégane, un reconocido nombre que ahora se reinventa en formato crossover para liderar la transformación eléctrica de la marca. Sus primeras unidades deberían llegar a las calles europeas en 2022

Para nadie es un misterio que Renault ya tiene una larga trayectoria en electromovilidad. Es que desde hace ya más de 10 años la firma francesa se encuentra apostando por innovar en este campo, ofreciendo soluciones limpias dentro de su gama de productos.

Desde el pequeño Twizy hasta modelos de trabajo como Kangoo, la gama eléctrica de Renault ha ido ocupando un buen espacio en las calles con más de 400.000 modelos eléctricos vendidos en todo el mundo, convirtiéndose en el líder de este tipo de propulsión en Europa.

Pero conforme pasan los años, también avanza la tecnología, es por eso que  Renaulution dio pie a una segunda era de electricidad para la marca, una que se enfocará en nuevos modelos, más diversos y tecnológicos. El primero de ellos es el nuevo Mégane E-Tech.

Anunciado desde hace ya un tiempo, este icónico nombre de Renault vuelve en formato crossover, inspirado por las líneas del conceptual Morphoz de 2019, ofreciendo un estilo vanguardista y atrevido en el segmento.

Montado sobre la plataforma eléctrica CMF-EV de la Alianza, este modelo reescribe las reglas de los eléctricos, llevando los límites más allá en términos de diseño, habitabilidad y versatilidad, volviéndose un agrado al conducir y al contemplar.

Incorporando el nuevo logo de la marca, el Renault Mégane E-Tech es el primer modelo que incorporar el nuevo logo de la marca y personifica la transformación de ésta, demostrando el cambio en sus bases y una evolución en todos los aspectos.

Este nuevo modelo  será el primero hecho 100% en ElectriCity, el nuevo hub industrial del Grupo Renault y líder europeo en vehículos eléctricos, ubicado en el norte de Francia.

Con todos estos antecedentes el Mégane E-Tech se presenta como un verdadero revolucionario, prueba de ello se puede ver en sus proporciones, con 2.70 metros de distancia entre ejes para un largo total de 4.21 metros, lo que se traduce en un interior amplio y con espacio para todos. Esto también se logra gracias a su fina batería de solo 110 mm de ancho, lo que permite optimizar las proporciones externas e internas.

El exterior de este modelo podrá contar con hasta 30 combinaciones de colores, gracias a sus seis colores para la carrocería, opciones para el techo, los pilares y los espejos laterales, que se podrán combinar con sus llantas de 18” o 20”, según versión.

En el interior, en tanto, destaca el sistema OpenR Link que funciona con Android Automotive OS, basado en Android OS, el mismo sistema operativo encontrado en alrededor del 75% de los teléfonos inteligentes de todo el mundo. Desarrollado por Google, este software es de código abierto, escalable y siempre actualizado.

Otro importante detalle del Mégane E-Tech es la incorporación de inspiración desde el mundo del diseño de interior, con materiales inesperados en su habitáculo, algunos de ellos reciclados, que dan un ambiente acogedor al vehículo.

Pero sin duda, lo más importante de este recién estrenado crossover es lo que no se puede ver: su motor.

El propulsor del nuevo Mégane E-Tech es completamente nuevo. Desarrollado en conjunto con la Alianza es fabricado en Japón para Nissan y en la fábrica de Cléon en Francia para Renault.

Una de las grandes ventajas de este motor EESM es que no requiere de tierras raras para su fabricación (se ha dado el nombre de tierras raras al conjunto de 17 elementos químicos: escandio, itrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos), reduciendo su impacto ambiental en la producción y el costo de fabricación a larga escala.

Con un peso de solo 145 kilos (incluida la transmisión), este motor es un 10% más liviano que el usado actualmente en el ZOE, a pesar de su aumento en la potencia y torque.

Habrá dos opciones de motores para el Mégane E-Tech Electric, uno de 96 kW (130 Hp) y 250 Nm, y otro de 160 kW (218 Hp) y 300 Nm.

Como en todos los modelos eléctricos, la aceleración instantánea está asegurada, registrando un 0 a 100 km/h en solo 7,4 segundos.

Para mejorar la autonomía de este crossover, Renault incorporó un sistema de frenada regenerativa, que se activa en cada desaceleración, con cuatro niveles distintos que se pueden seleccionar en switches detrás del volante.

El nuevo Renault Mégane E-Tech puede estar equipado con dos opciones de baterías: una de 40 kWh con una autonomía de 300 km (Ciclo WLTP), o bien una de 60 kWh con 470 km de autonomía (Ciclo WLTP).

A inicios de 2022 se abrirán la preventa para los clientes en Europa, los que recibirán sus primeros vehículos antes de finalizar el primer trimestre.