• Como parte de la 88ª edición de las 24 Horas de Le Mans, PEUGEOT y TOTAL dan inicio oficialmente a su proyecto Le Mans Hypercar (LMH). Una nueva regulación que presagia una nueva era para la categoría de resistencia de primer nivel y que encarna la transición energizante de las dos compañías.

“Le Mans es el Santo Grial del mundo del automóvil”, dice Jean Philippe IMPARATO, CEO de la marca Peugeot. “Es la carrera la que determina a su ganador. Para nosotros esto representa 3 victorias pero también el sudor, las lágrimas y la alegría sin fin y un espíritu de equipo increíble con TOTAL, con quien celebramos este año, 25 años de colaboración”.

Por tanto, PEUGEOT, en asociación con TOTAL, ha iniciado el desarrollo del ‘hiperauto’ híbrido eléctrico, cuyo diseño icónico se denomina “Neo Performance”. Alcanzará una potencia de 500 kW y será de tracción a las 4 ruedas.

PEUGEOT Sport da así un nuevo giro hacia la energía limpia, reforzado por el lanzamiento de su línea híbrida de alto rendimiento PEUGEOT SPORT ENGINEERED, liderada por el nuevo PEUGEOT 508.

“Esta categoría une a toda nuestra empresa y todas nuestras entidades, con características y tecnologías similares a las de nuestros autos de producción. Con este compromiso, PEUGEOT abre un nuevo registro, el de neo performance. Volvemos a las carreras de resistencia porque tenemos la oportunidad de trabajar el deporte de una manera diferente, con la hibridación del gas y la electricidad. PEUGEOT Sport cambia de identidad y lanza su etiqueta de vehículos electrificados de altas prestaciones; PEUGEOT SPORT INGENIERÍA con su primer modelo 508: 360 CV, tracción a las 4 ruedas y 46g de C02. Este programa de resistencia nos permite integrarnos plenamente en la transición de energías”, comenta Jean-Philippe Imparato, director ejecutivo de la marca PEUGEOT

“Marcamos 25 años de estrecha colaboración entre PEUGEOT y TOTAL, pero también de una fuerte implicación en el automovilismo. La competición, firmemente arraigada en nuestro ADN, representa un verdadero taller técnico disponible para nuestras respectivas marcas. Es en estos talleres donde podemos trabajar juntos, en busca del rendimiento y la eficiencia perpetuos, con el fin de compartir las mejores soluciones y productos del deporte de alto nivel con nuestros clientes finales”, nos dice Philippe Montantême, Director de Estrategia / Marketing e Investigación de TOTAL:

“El coche será de tracción a las 4 ruedas, equipado, como exige la normativa, con un motor eléctrico y una potencia máxima de 200 kW en el eje delantero. El nivel de potencia TOTAL será idéntico al de un coche de tracción en 2 ruedas 100% térmica (500 kW o aprox. 680 CV) que se distribuirá entre los 2 ejes. En comparación con lo que conocemos actualmente en LMP1, el automóvil será más pesado para ser compatible con los vehículos de carretera. También será más largo (5 m y 4,65 m) y más ancho (2 m y 1 m 90) “, cuenta Olivier Jansonnie, director técnico del programa PEUGEOT Sport WEC:

“La nueva categoría Hypercar de Le Mans ofrece una oportunidad histórica sin precedentes para que los equipos deportivos y de diseño colaboren. El reglamento responde plenamente a la necesidad y el apetito de PEUGEOT de plasmar su visión de futuro en su próximo coche de competición: el del neo-rendimiento eléctrico, dice Matthias Hossann, director de diseño de PEUGEOT

Por Qué LeMans?
La mítica carrera de resistencia, las 24 Horas de LeMans no solo es una de las carreras con más tradición del mundo, sino una carrera ya conocida para la marca francesa del león. En ella se dan cita los mejores fabricantes y equipos del mundo frente a un desafío titánico: 24 horas corriendo a toda velocidad, poniendo al límite a tripulaciones y máquinas.

La historia de Peugeot en Le Mans es abundante y destaca, por ejemplo, por tener el récord del auto más veloz en la pista gala: el Peugeot WM P88, diseñado por Gérard Welter, que logró en 1988 superar los 407 km/hrs.  para quedarse como el auto más veloz en la mitológica pista. Lamentablemente problemas técnicos impidieron que se quedara con la carrera de ese año.

Distinta suerte correría la marca en 1992 y 1993, cuando se quedó con la competencia, con su modelo Peugeot 905 EVO Bis, un chasis de fibra de carbono desarrollado por la compañía aeronáutica francesa Dassault, con motor aspirado de 10 cilindros en V. Este modelo se quedó con la edición 1992, con el primer y tercer lugar del podio, para luego coparlo en 1993, con una brillante tripleta.

La casa del león nuevamente se quedó con el triunfo en Le Mans con el Peugeot 908 HDi FAP, en 2009. Se trató de un espectacular desarrollo diésel, que no solo abrió las puertas a la gama de motores de alta eficiencia que luego equipará a sus modelos. El motor era un soberbio 908 HDi FAP era empujado por un motor diésel de 12 cilindros en v con un ángulo de bancada de 100°, de 5.5 litros de cilindrada con inyección directa common rail y sobrealimentado por dos turbocompresores paralelos Garrett, posee además dos filtros de partículas, uno por cada de los dos escapes; desarrolla una potencia de 710 CV a un 5000 rpm y un impresionante torque de 1200 nm.

Ahora, con el anuncio del nuevo desarrollo del Hypercar para Le Mans, Peugeot vuelca su experiencia no solo en ganar la competencia, sino en explorar las nuevas posibilidades de la propulsión híbrida aplicado en el motorsport, que luego fortalecerá la gama de vehículos de bajas emisiones y alta eficiencia que definen el futuro de la marca francesa.