• La identidad de marca de Nissan siempre ha reflejado el significado del nombre de la empresa. De hecho, el nombre “Nissan” en sus caracteres japoneses puede traducirse como “producto del sol” o “nacimiento del sol”, dando sentido al ahora famoso logotipo de la marca que cuenta con más de 80 años de historia en el sector automovilístico. Pero, ¿cómo evolucionó desde sus humildes orígenes hasta el motivo reconocido mundialmente que se ve hoy?

Nacimiento del logotipo de la marca
La historia se remonta a los años 30 del siglo pasado. Con el sueño de crear una sólida marca automovilística japonesa, Yoshisuke Aikawa fusionó Tobata Foundry Co., Ltd. con Nihon Sangyo y Dat Motorcar Co. (cuyo predecesor comenzó a producir coches DAT en 1914). Tras la fusión, esta empresa unificada cambió su nombre a NISSAN, vendiendo coches con los nombres Datsun y Nissan.

Esto es lo que dio origen al primer logotipo de la marca Nissan en 1933. Heredero del diseño de Datsun (ver imagen interactiva), utilizó el mismo estilo de motivo de emblema: un rectángulo azul con el nombre de la marca inscrito en letras blancas, junto con un círculo rojo en el fondo que simbolizaba “un sol naciente”.

David Bihanic, diseñador y profesor de la Universidad de la Sorbona, en París, es un experto en simbolismo gráfico. Afirma que este primer logotipo enraíza a primer golpe de vista con el origen japonés de la marca, al estilo del disco rojo de la bandera de Japón.

Utilizado como identidad visual de Nissan durante la década de 1930, este primer logotipo de la marca se convirtió inmediatamente en algo icónico, perdurando incluso hasta 1970. Y a pesar de haber pasado por cuatro actualizaciones desde entonces, el logotipo siempre ha mantenido su vínculo integral con el legado y la cultura de la empresa.

Logotipo de la marca frente a los emblemas en vehículos
Sin embargo, si se proporciona una mirada a los modelos Nissan de esas décadas, es posible que el logotipo oficial de la marca resulte difícil de detectar. Hay en cambio una amplia variedad de otros emblemas Nissan, en muchos estilos gráficos diferentes, que representan el nombre de Nissan.

¿Por qué? Porque a medida que el diseño de los vehículos evolucionaba, los fabricantes de automóviles querían distintivos de marca en los autos para reflejar su nombre en estilos contemporáneos, separándolos visualmente del logotipo de la marca: normalmente un diseño más estable y tradicional.

Emblemas Nissan de mitad de siglo
Algunos de los mejores ejemplos son los de mediados del siglo XX. Con las letras “NISSAN” en mayúsculas, muy formales, eran lo habitual en la década de 1950, mientras que los de los años 60 se sustituyeron por tipos de letra en cursiva. Este cambio aportó una sensación de movimiento en una época en que la propiedad de un vehículo representaba prosperidad y mayor libertad personal, mientras que el toque más informal también hace un guiño a las actitudes más liberales, con el logotipo de 1960 incluso abandonando la N mayúscula.

Valiente y audaz
En las décadas siguientes se volvió a ver el retorno a las letras mayúsculas en los emblemas de los autos Nissan, ya que las tendencias se desviaron hacia los audaces años 80, más centrados en el negocio. Se vivía en una era con primacía del estatus individual y que definía toda una declaración: distintivos metálicos destellantes con tipos de letra gruesas. A menudo diferían de un territorio a otro, e incluso de un modelo a otro.

La era de la industria moderna
Pero pronto quedó claro que, para tener una fuerte presencia de marca a escala mundial, Nissan necesitaba una identidad visual unificada para el milenio. Con un diseño monocromo metálico, el logotipo de la marca de 2001 se creó como símbolo de una industria moderna que también se trasladaría a cada vehículo, eliminando la práctica de recurrir a diferentes distintivos para cada modelo.

El profesor Bihanic explica que el diseño de estilo industrial visto en la actualización de 2001 “lo usaron casi todos los fabricantes de automóviles: la extrusión 3D o el volumen ligero (en bajorrelieve) y el gris metálico que aporta un efecto de sombra o reflejo”, algo que utilizó cada uno de ellos para representar una visión de fabricación avanzada.

Pensando en el futuro
Al entrar en la década de 2020, la denominada era industrial da paso a la eléctrica. Para adoptar ese entorno, Nissan lanzó un nuevo logotipo simplificado, llevado con orgullo en la parte delantera del nuevo Nissan Ariya de cero emisiones. El nuevo logotipo de la marca adopta un formato 2D más elegante, liso y de un solo color, con líneas más finas y una definición más nítida. Representa una nueva era de movilidad fluida, intuitiva y electrificada, adaptándose también a la era del smartphone, donde los estilos gráficos limpios destacan en las pantallas que llevamos en los bolsillos.

Aun así, la herencia es algo que no se olvida, y queda reflejado en la familiar forma del disco solar con el nombre Nissan en el centro. Tsutomu Matsuo, subdirector general del departamento de Diseño Avanzado de Nissan, revela: “El nuevo logotipo de Nissan comunica nuestro mensaje rector, transmitido de iteraciones anteriores: Si se tiene una convicción firme y decidida, puede incluso penetrar en el sol”.

Análisis del logotipo de 2020
Cambiar el aspecto más visible de la identidad de una marca siempre es un gran paso. El profesor Bihanic explica que, mientras un logotipo “cambiará, se transformará o mutará inevitablemente para adaptarse a los nuevos estados de ánimo de la actualidad”, es preciso sin embargo que conserve unos rasgos gráficos líderes y reconocibles para preservar “el ADN de una marca” y aguantar la prueba del tiempo. Afirma: “Esta parte de la identidad nunca debe ser vista como algo para dar paso o interrumpirse al actualizar una identidad visual, salvo para señalar un cambio radical en la dirección de la empresa”.

Por este motivo, el último logotipo de Nissan comunicado el 2020 es realmente una evolución, más que una encarnación completamente nueva. Habla de un viaje sin interrupciones que Nissan está haciendo hacia un mundo sin emisiones a través de Nissan Intelligent Mobility (NIM), a la vez que mantiene su espíritu de innovación y legado. Es agradable ver que el profesor Bihanic está de acuerdo, ya que concluye: “Esto representa el signo de fortaleza de una marca que, aunque es testigo de su historia, ahora está más abierta que nunca al futuro”. Y mejor aún, lo llevarán los vehículos Nissan en todo el mundo.