• La incipiente recuperación de la economía, el retiro del 10% y la menor cantidad de unidades disponibles en general en el mercado, serían alguno de los factores que explican las cifras.

Históricamente para Mitsubishi el mes de octubre se presentaba como un mes inferior a septiembre en términos de ventas. No obstante, este año, la marca de los tres diamantes revirtió esa tendencia y el décimo mes del año mostró cifras inéditas.

Haciéndose cargo del contexto actual que vive la industria automotriz, producto del Covid-19, en el cual las ventas se han visto impactadas, Mitsubishi proyectaba que durante octubre las ventas estarían alrededor de las 960 unidades. No obstante, contra todo pronóstico, las ventas fueron de 1.684 unidades, destacando la camioneta L-200 con 1.223 unidades comercializadas, liderando el segmento en el mercado local, observándose un fenómeno inédito, de acuerdo a lo estipulado por la marca.

Si bien las causas de estas cifras pueden ser variadas, desde Mitsubishi Motors Chile estiman que las incipientes señales de recuperación económica que vienen observándose en las últimas semanas, así como la inyección de recursos que significó para la economía el primer retiro del 10% de los fondos previsionales, podrían ser algunas de las causas de este hito. Por otro lado, se ha visto también que algunas marcas han presentado quiebre de stock, dadas las conservadoras proyecciones de ventas realizadas a comienzo de año, producto de los efectos causados por la pandemia del Covid-19, que auguraban un fuerte impacto en la industria.