Por Raúl Farías

MG ha venido realizando un excelente trabajo de posicionamiento de sus productos durante los últimos años, con una oferta de modelos que busca satisfacer las necesidades del consumidor chileno, siempre cuidando resolver la siempre compleja ecuación precio/equipamiento/calidad.

Lo anterior se ve refrendado por el éxito logrado con modelos como el MG 3, y recientemente por el MG ZS, su SUV compacto que durante 2020 se alzó como el más vendido en nuestro país.

La familia Z de la marca asiática, hace poco menos de dos meses, se vio enriquecida con la llegada de un nuevo integrante: el esperado y actualizado ZX 2021, un modelo que sin duda te sorprenderá y encantará.

Te invitamos a seguir leyendo este reporte de manejo donde podrás conocer en profundidad a este esperado y deseado modelo.

El nuevo MG ZX es un SUV compacto, que se alza como la evolución natural del “Best Seller” ZS que conocemos en Chile desde 2018, que capturó rápidamente las preferencias de sus clientes, quienes buscaban un SUV B espacioso y adecuado para la familia, con buen equipamiento, pero amable con el bolsillo.

Conserva todos los puntos fuertes del ZS, pero añade una serie de características de diseño y tecnología que lo ponen por sobre el ZS en términos de equipamiento, seguridad y tecnología, además de ofrecer una excelente relación calidad-precio.

El nuevo modelo se beneficia de importantes mejoras de estilo tanto en el exterior como en el interior, de acuerdo con el lenguaje de diseño contemporáneo de MG. Un nuevo y fantástico color exterior, Battersea Blue es exclusivo del ZX, que se suma al blanco, gris plata, negro y rojo.

Mantiene su estética con toques deportivos y elegantes

En (ponen el nombre de su sitio), nos pusimos al volante de la versión tope de línea, signada como Trophy, en la cual destaca su calandra hexagonal que luce orgullosa el famoso logo de MG, un parachoques más robusto y la presencia de neblineros más pequeños, que combinan su encastre con entradas de aire falsas, que le otorgan una apariencia más deportiva a esta zona del SUV. En suma, menos es más. Simplificó su propuesta visual, quedando con una apariencia moderna y juvenil.

Los faros de LED completos se desplazan hacia los costados y el impacto general es crear una parte delantera que parece más baja y deportiva que ZS.

Si lo vemos de costado, presenta una apariencia deportiva, con una línea de cintura que nace desde los extremos de las luces delanteras, haciéndose más marcada a la altura de las puertas delanteras, mientras que una segunda más sutil está presente en la zona baja de las puertas.

Los pasos de ruedas lucen equilibrados y elegantes, con la aplicación de resina negra que recorre el zócalo y los bajos del auto. La deportividad se ve realzada con un listón en relieve en negro brillante presente en la zona inferior lateral de las puertas. Se desliza sobre neumáticos Michelin Primacy 3 ST de medida 215/55 R17 con llamativas llantas de aleación bitono de cinco rayos con diseño tipo corte diamante, evocan dinamismo, con los cinco radios cortando el aire, pareciendo estar en movimiento incluso cuando está parado. Los calípers rojos de los frenos son provistos por Continental, para una fuerza de frenado superior.

En su zaga, vemos una evolución que lo hace ver más como un crossover con detalles deportivos, presentes sobre todo en el paragolpes trasero, con encastres para las luces reflectantes, donde la izquierda alberga un útil neblinero, además del difusor trasero central y las salidas de escape simuladas, que le dan una apariencia moderna al conjunto.

Antes de adentrarnos en sus dimensiones, no podemos dejar en el tintero los elementos diferenciadores o privativos de nuestra unidad de prueba: la presencia de detalles en negro brillante presentes en su máscara, encastre de los neblineros, ornamentación inferior del parachoques, carcasa de los espejos retrovisores externos, listón inferior ascendente en la zona baja de las puertas, la antena tipo aleta de tiburón, los calípers de los frenos en color rojo, parantes del spoiler de color negro, al igual que los detalles en el encastre de las luces reflectantes y el difusor de aire posterior.

Algunas de sus cotas crecieron levemente, comparado con el ZS: Su largo ahora llega a los 4.323 mm (+9 mm); mantiene su ancho en 1.809 mm, al igual que su distancia entre ejes de 2.585 mm Su altura aumentó en 29 mm, llegando a los 1.653 mm.

Cabina que denota preocupación por los detalles manteniendo su conocida amplitud
Superficialmente, la cabina del ZX representa un gran avance respecto del ZS. Eso se debe principalmente a la presencia de una gran pantalla táctil de 10,1” que corona su consola central, compatible con Android Auto y Apple Car Play.

Este visualizador se muestra dividido en tres aspectos: multimedia desde donde podemos visualizar el sistema de audio, aspectos del auto y el sistema de climatización, a los cuales se acceden con un simple toque de la pantalla.

Inmediatamente bajo esta pantalla, encontramos siete teclas tipo piano, las que permite acceder de manera directa, de izquierda a derecha a: menú de la pantalla, ajustar el volumen del sistema de audio, apagar el climatizador, encender o apagar el desempañador delantero o trasero, regular la velocidad del ventilador y de la temperatura del climatizador unizona.

Pero su habitáculo nos depara varias otras sorpresas como las excelentes terminaciones presentes en los revestimientos de las puertas, el salpicadero, lo que se manifiesta con gran fuerza en la versión que estamos reseñando, al disponer de un tablero digital de 7”

Lo mismo se aplica también al puesto de manejo. El asiento del conductor tiene ajuste eléctrico de seis posiciones, que compensa el hecho de que la columna de dirección sólo sea regulable en altura, aunque es algo que dista de ser incómodo. Nos hubiese gustado que el asiento del copiloto también contase con regulación eléctrica. Un elemento poco común en este segmento es la presencia de asientos delanteros calefaccionados, algo que agradecerá durante el período invernal.

Las plazas traseras son cómodas, ofrecen suficiente espacio para la cabeza y las piernas, además de ofrecer una excelente vista gracias a la presencia de un generoso techo corredizo panorámico de 1,19 m2 de superficie.

La comodidad de los ocupantes de estas plazas se ve reforzada por la presencia de aireadores adicionales centrales, con dos puertos USB, pudiendo tener hasta cuatro teléfonos conectados en simultáneo. Nada mal tratándose de un SUV para cinco pasajeros. Extrañamos eso sí la presencia de luces de lectura para los ocupantes de la segunda fila de asientos.

El espacio no es problema para el ZX, puesto que cuenta con un flexible maletero con 1.166 litros de capacidad, cuando sus asientos están abatidos y con 448 litros con la segunda fila sin plegar.

Destacamos la presencia de un maletero de dos niveles, ofrece mucho espacio para equipaje, compras de supermercado. Además, cuenta con numerosos compartimentos que brindan almacenamiento adicional.

Propulsor enérgico manejo dinámico y equilibrado

Uno de sus puntos fuertes, es que quienes opten por este nuevo integrante de la gama del fabricante asiático, podrán optar entre dos tipos de propulsores: un motor 1.5 VTi a gasolina con 112 Hp y 150 Nm de par, acoplado a la clásica transmisión manual de 5 relaciones o una nueva automática del tipo CVT (que reemplaza a la vetusta de cuatro marchas del ZS).

Nuestra versión de prueba es animada por un propulsor turbo de 1.3 litros con 154 Hp de potencia y 230 Nm de par, acoplado a una caja de cambios automática AISIN. Su velocidad punta llega a los 185 km/h. Esta mecánica homologó 10,4 km/l en ciudad; 18,2 km/l en carretera y 14,3 km/l promedio, según mediciones realizadas por el 3CV. Ambos motores están preparados para cumplir con la futura norma de emisiones Euro 6.

Sin duda que en su manejo se manifiestan su ADN o raíces británicas, por cuanto nos sorprendió por lo agradable que resulta conducirlo, pero hasta cierto punto.

Si bien la dirección eléctrica tiene poca sensación real, guía el auto hacia donde queremos llevarlo, y ofrece tres configuraciones diferentes: normal, citadina y dinámica. Esta última resulta ideal para enfrentar zonas sinuosas o de muchas curvas, mientras que, en el modo citadino, aligera aún más la dirección, facilitando las maniobras en ciudad. Lo ideal es que cada conductor pruebe los tres modos, con tal de que hallé el que mejor se adapte a su estilo de manejo.

Nos gustó la calidad de manejo del ZX. Se muestra ágil y equilibrado. Lo anterior se ve respaldado por la presencia de sus neumáticos Michelin que brindan un excelente rodado y adherencia a toda prueba. Algo mejorable, es su sistema de suspensión, delantera McPherson y trasera de barra de torsión, cuyos límites se aprecian al pasar a ciertas velocidades por resaltos simples o caer en ciertos baches que nos resulta imposible hacerles el quite.

Pero sin duda que otra de sus virtudes, es su fantástico motor turbo, alegre, suave y vibrante, con un par sorprendente y una respuesta en un amplio rango del tacómetro sorprendente para un SUV de este tamaño. Sin duda un aplauso cerrado para MG.

Además, está excelentemente bien acompañado por el trabajo realizado por la caja automática de procedencia japonesa (AISIN) de 6 marchas, que realiza los cambios de manera casi imperceptible y muy rápida.

A nivel de tecnologías, el nuevo MG ZX incluye como equipamiento de serie:

  • Frenos de discos a las cuatro ruedas (ventilados los delanteros), apoyados por sistema antibloqueo ABS.
  • Control electrónico de estabilidad (que en el ZS era exclusivo de la versión automática.
  • 6 bolsas de aire: 2 frontales, 2 laterales y 2 de cortina (exclusivas de la versión probada, las restantes versiones disponen de 2 y 4 bolsas, siendo que buena parte de la competencia ya considera 4 como para de su equipamiento de norma)
  • Anclajes ISOFIX para sillas infantiles
  • Sensor de proximidad trasero, apoyado por una cámara con visualización en 360°. No estaría mal que contase con un sensor de proximidad delantero
  • Asistente de partida en pendiente, Autohold, que es un sistema de retención automática del auto, muy útil durante un embotellamiento, que permite tener detenido el auto sin tener pisado el freno
  • Asistente de descenso de pendientes, donde al bajar una cuesta, no requiere pisar el freno, manteniendo una velocidad constante, además de un práctico monitor de presión de los neumáticos

Este SUV compacto además incorpora parte del conjunto de seguridad activa “MG Pilot” conformado por tres asistentes:

  • Detector de puntos ciegos: Alerta mediante una señal luminosa que se enciende o parpadea en los espejos retrovisores exteriores, la que nos alerta de la presencia de un vehículo fuera del campo visual del mismo
  • Alerta de tráfico cruzado. Avisa al conductor durante una maniobra de retroceso acerca de la proximidad de otro vehículo
  • Asistente de cambio de carril: Advierte al conductor de la proximidad de un auto por detrás al momento de cambiarse de pista de circulación

Al cierre
No es fácil encontrarle puntos débiles a un vehículo que sin duda presenta sustanciales avances en términos de estética, equipamiento, mecánica, manejo, seguridad y tecnología. Como algunos saben, uno de nuestros redactores es propietario de un ZS, por lo que la cara de satisfacción que demostró al bajarse luego de haber completado varios días a bordo de este nuevo modelo, despejó toda duda: un modelo que sin duda encantará a los actuales propietarios de ZS, y que tratará de encantar o dejar una excelente impresión en quienes buscan un SUV de precio contenido con buen nivel de equipamiento y un andar dinámico.