La carrera más prestigiosa del año para el Campeonato Mundial de Fórmula E de la ABB FIA pasa por las calles de Mónaco, este sábado 30 de abril. Con el pintoresco telón de fondo del Principado en la Costa Azul, con su mundialmente famoso circuito de Gran Premio, el equipo TAG Heuer Porsche de Fórmula E compite con dos automóviles de carreras Porsche 99X Electric. Los pilotos son Pascal Wehrlein (GER/#94), que este año en México consiguió la primera victoria para Porsche en la innovadora serie de carreras eléctricas, y André Lotterer (GER/#36).

La sexta carrera se disputará en la milla cuadrada más cara del mundo, y plantea retos especiales a pilotos y equipos. Las calles se cerrarán para la carrera de Fórmula E a primera hora de la mañana del sábado, y sólo entonces se apartarán las jardineras, los parquímetros y las señales de tránsito. No habrá un shakedown para que los 22 vehículos comprueben la pista. En su lugar, tendrán dos breves sesiones de entrenamientos libres para ultimar la puesta a punto del exigente trazado con sus legendarias curvas como Sainte Dévote, Casino y Mirabeau, y el espectacular tramo del túnel del puerto. A continuación, comienza la caza de la pole position.

El equipo TAG Heuer Porsche de Fórmula E recientemente obtuvo en Roma puntos decisivos para el campeonato, lo que hizo que la escuadra ascendiera en la clasificación de equipos hasta la segunda posición. Esta es la segunda vez que el equipo correrá en Mónaco. “Las exigencias para los pilotos son extremadamente altas”, comentó Florian Modlinger, director de Factory Motorsport Fórmula E. “Hay muy pocas zonas de salida de pista, y para dar una vuelta rápida, hay que aprovechar cada centímetro de la pista”. Concluyó.