• La herencia es el reflejo de un proceso, el legado de los valores de la marca.
  • Con más de 80 años de historia global Nissan destaca los hitos en la vida de Navara, su icónica pickup

Experiencia, estilo y resistencia. Cada década significó una evolución en cada uno de los atributos que caracterizan a Nissan Navara, un paso más hacia la pickup que actualmente recorre los caminos de América Latina y es elegida por su seguridad, su versatilidad para todo tipo de uso y por la tecnología que ofrece de la mano de la visión de marca Nissan Intelligent Mobility.

Las primeras generaciones cumplieron un papel muy importante en el progreso y desarrollo de las pickups de Nissan. Desde las Datsun que arribaron al continente americano hasta la actual Navara, de producción mexicana y Frontier, de producción argentina, cada una aportó la innovación necesaria para convertirla en la pickup que hoy conocemos.

En 1932, la marca Datsun era sinónimo de automóvil japonés. El portafolio de productos incluía vehículos comerciales, como camionetas y furgonetas. Un avanzado motor equipado con pistón y bielas de aluminio las diferenciaba por ser una revolucionaria tecnología para la época. En 1933 nació la serie Datsun Camión con la producción de Datsun Pickup 12, primer vehículo pequeño comercial de la empresa. Dos años más tarde la camioneta Datsun 14, producida en la planta de Yokohama, fue la primera de producción masiva de Japón. Desde ese momento, y hasta la 2da Guerra Mundial, este vehículo inició un recorrido de actualizaciones de tamaño, potencia y prestaciones.

¿Qué las hacía especiales? Esta camioneta jugó un rol muy importante en la política comercial de la marca. Era popular, durable, otorgaba un manejo dinámico y tenía la capacidad de llegar a cualquier destino. Además, estaba presente en distintos mercados alrededor del mundo. A partir de la producción en América Latina, Navara comenzó un recorrido en el que se destacan innovaciones, cambios estéticos e importantes evoluciones en sus equipamientos.

Los 60. A comienzos de esa década, la Datsun 320 llegó a Estados Unidos con una novedosa oferta: un chasis fuerte, suspensión independiente de las llantas delanteras y capacidad de carga de hasta 910 kilogramos. Fue un gran éxito de ventas para la marca, que además estableció una reputación de ser prácticamente indestructible. Ese vehículo fue un excelente antecesor para el gran paso, en 1966, cuando con la llegada la marca DATSUN a México se inaugura el primer complejo de manufactura construido fuera de Japón: la planta de CIVAC. Un año más tarde comenzó la producción de una de las pickups más emblemáticas, la Datsun Bluebird (520), la primera generación de vehículos comerciales ligeros -primera camioneta compacta de media tonelada- y puntapié de una historia que llega hasta el día de hoy.

Los 70. La Datsun 620 es la primera pickup compacta con caja larga y luego pionera en ofrecer King Cab y doble Cab. Vehículos pequeños, duraderos y divertidos para conducir con los que la marca japonesa dio un salto en la construcción de una sólida reputación en este segmento. Su sucesora, la Datsun 720, llegó en 1979 con una variedad de opciones: fue la primera pickup de la marca que ofreció variante 4WD para satisfacer el uso recreativo y tuvo un importante rediseño. En México se produjeron alrededor de 350.000 mil unidades.

La revolución de lo conocido y el principio de un hito
Los 80. En 1985 se produce un punto de inflexión en la historia de la compañía con el lanzamiento de la Nissan NP300. Con este anuncio, las pickups comenzaron a comercializarse globalmente como Nissan, alcanzando gran expansión. A través de este modelo, conocido como Frontier en varios países de la región y como Navara en el mercado chileno, la compañía demostró un nuevo nivel de confort e innovación. Se distinguió de su antecesora, la Datsun 720, por sus dos faros grandes en lugar de cuatro luces más pequeñas y una apariencia más agresiva.

Los 90. En 1997, Frontier se convierte en la primera pickup de Nissan en recibir doble cabina en el mercado de Estados Unidos. Su producción se llevó a cabo en la planta en Tennessee entre 1997 y 2000, en las versiones Simple Cab, King Cab y Crew Cab. Su oferta incluyó motorización bencinera y diésel, dos tipos de transmisión y opcional de tracción 4×2 o 4×4. Estos modelos fueron exportados a América del Sur.

Los 2000. Frontier recibió una importante actualización en su diseño en 2001, que dejó atrás las líneas de sus antecesoras. Un año más tarde, a partir de la alianza con Renault, el constructor japonés anunció su instalación para la construcción de vehículos utilitarios en Curitiba, Brasil, donde comenzó la producción de Frontier, en distintas versiones.

2010. Un año crucial en el que Nissan dio la bienvenida en México, en 2016, al nuevo modelo de Frontier/ Navara producido en la planta de ese país. Además de un cambio rotundo en el diseño, para la fabricación de esta nueva pickup la compañía realizó una importante inversión para el reacondicionamiento de la línea, que incluyó una mejora en la aerodinámica y la suspensión Multi-link de cinco brazos, entre otras. Esta pickup de procedencia mexicana se comercializó en los países de América del Sur.

En 2018, Nissan anuncia el comienzo de producción de Frontier en Argentina. Este mercado se sumó a España, China, México y Tailandia en la producción de la pickup y fue un importante capítulo en la región para esta camioneta.

Con el lanzamiento global de la nueva Navara comienza una nueva era para la pickup de Nissan, que actualmente se vende en más de 180 países y ha superado los 14 millones de unidades en el mundo.