La Anim hace un llamado a motociclistas a usar cascos homologados, ante nuevo record de ventas de 57%

  • Con relación a la utilización de casos homologados el organismo señala “Hemos sido testigos de un crecimiento progresivo en la venta de motocicletas en el país. Personas que ven en este medio un vehículo eficiente y que permite el distanciamiento físico ideal para movilizarse en la ciudad. Ante este nuevo escenario hacemos un llamado a los usuarios a utilizar protectores homologados, se sabe que la utilización de cascos disminuye el riesgo y la gravedad de los traumatismos alrededor de 72%, de ahí la importancia de utilizar cascos en regla. En el caso de los cascos homologados estos cuentan con certificación que permite acreditar que el accesorio cumple con las características y especificaciones establecidas por la normativa nacional e internacional de seguridad y diseño” Menciona Cristián Reitze vocero de la ANIM.

¿Porque usar un casco homologado y como reconocerlo?
Ante el boom de este medio de transporte en el país y la consiguiente llegada de nuevos usuarios a las dos ruedas, la ANIM hace un llamado a extremar las medidas de seguridad donde la utilización de vestimenta adecuada y cascos homologados son fundamentales. “Aunque pareciera un poco obvio, aún podemos observar motociclistas sin casco, usando protectores de bicicleta e incluso utilizando productos comprados de segunda mano, lo que pone en serio riesgo seriamente la salud de las personas. El casco es el mejor elemento de protección. Resguarda el órgano más importante, el cerebro.
Su uso disminuye el riesgo y la gravedad de los traumatismos alrededor de 72% y las probabilidades de muerte hasta en un 39%”. Menciona el vocero ANIM.

¿Pero por qué debemos usar casco? ¿Podemos usar uno abierto o cerrado? ¿El casco puede caducar? ¿Porque debo usar un casco homologado?
Según la Conaset este accesorio es una barrera, que puede absorber parte del golpe, distribuyendo la fuerza del impacto, evitando la concentración en un punto determinado de la cabeza.

En este sentido la ANIM agrega “Tener un casco homologado puede ser de suma importancia en un accidente. Este proceso de homologación, que realiza el Ministerio de Transporte, puede salvar vidas ya que permite acreditar que cumple con las características y especificaciones establecidas por la normativa nacional, verificando el cumplimiento de alguna de las de las certificaciones internacionales reconocidas en nuestro país: europea, japonesa o estadounidense.”

Pero ¿cómo saber si un casco es homologado?
Para saber si está homologado, según el organismo, el usuario debe buscar la etiqueta adosada en el casco y escanear el código QR contenido en su interior. Es importante mencionar que la normativa actual establece que todo protector que se comercialice debe estar acreditado y exhibir la etiqueta correspondiente.

Si el motociclista es inspeccionado en la calle, Carabineros fiscaliza el uso del casco y que este elemento protector cumpla con la características y especificaciones establecidas por la normativa vigente. En caso de no usar casco certificado correspondería a una falta menos grave, cuya multa varía entre las 0,5 y 1 UTM.

¿Cómo escoger la talla correcta del casco?

  • Gran parte de la efectividad de un casco depende, además de la correcta selección que se realice de él, sobre todo de su talla y correcto calce. Un protector que queda suelto no cumple su función y si queda apretado puede causar molestias excesivas a quien lo usa.
  • Como no existe un casco que sirva para todos los motoristas es muy importante probar distintos modelos y marcas antes de realizar la compra. En ese sentido la CONASET menciona:
  • Una vez que lo tengas puesto verifica que no te aprieta demasiado, si por causa de una presión excesiva te causa dolor en alguna parte debes pasar a una talla más u otro modelo de casco.
  • Es recomendable que la espuma frontal presione los pómulos, ya que el uso, sudor y presión del viento hacen que se deforme y pierda su consistencia.
  • En caso de que no te apriete, verifica que no quede suelto, para esto prueba introduciendo un dedo por la parte frontal o por la parte trasera, si tu dedo entra con facilidad puede que el casco sea grande y necesites probar con otra medida.
  • Comprueba que el casco está perfectamente unido a la cabeza. Con ambas manos mueve el casco de forma alternada tratando de mantener la vista al frente, el casco debe girar juntamente con la cabeza sin que se produzca un juego entre ambas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.