• El británico Steve Plater, campeón de Isle of Man en 2009, conoció en Shelsley Walsh los atributos del modelo deportivo del fabricante estadounidense.

Una genuina cita con la historia tuvo en Inglaterra la deportiva FTR de Indian Motorcycle. El modelo del fabricante estadounidense fue puesto a prueba en la trepada de Shelsley Walsh, una vía pública que desde 1905 es el escenario de la prueba anual más antigua del calendario motor.

El trazado ubicado en Worcestershire, en el suroeste del país, alberga ininterrumpidamente hace 116 años el evento del Midland Automobile Club (MAC). Se trata de una contrarreloj disputada sobre un sinuoso tramo de asfalto de 914 metros de longitud y que se eleva 100 metros entre la largada y la meta.

Allí fue donde la FTR fue llevada al límite por el piloto inglés Steve Plater, campeón del British Supersport 2009, temporada en la que también se coronó en la Isle of Man Senior TT. Como lo dicta la normativa, el tramo que atraviesa las verdes praderas de la Región de las Tierras Medias Occidentales fue debidamente cerrado al público para la prueba.

“La primera impresión es que la FTR es realmente liviana y se mueve suavemente de lado a lado”, comentó apenas cruzar la meta de la exigente trepada, que apenas supera los 3,5 metros de ancho en algunos puntos.

De acuerdo con el experto, que acumuló cuatro triunfos y 17 podios en el British Superbike Championship entre 2006 y 2009, las nuevas suspensiones delanteras y traseras Ohlins de la versión R Carbon “encajan con el modelo y le aportan una gran respuesta al piloto”.

Otro aspecto que alabó Steve Plater fue la electrónica, un apartado que ofrece “mucho donde elegir”, a su juicio. “El control de tracción puede conectarse y desconectarse”, ejemplificó.

“El motor, un V-Twin de rango medio, es suficiente como para que cualquier motociclista pueda subir sin dificultad una loma empinada como esta”, aseveró el piloto sobre el propulsor, que despliega una potencia máxima de 120 hp y un torque de 117,9 Nm a las 6.000 rpm.

En palabras del especialista, los nuevos neumáticos deportivos de 17 pulgadas Metzeler Sportec M9 RR que equipa la Indian FTR le brindan “mucho agarre”, mientras que su “increíble potencia de frenado” está dada por el sistema Brembo. Ambos elementos son de serie en la familia deportiva.

“Y para rematar, un sonido fabuloso: Akrapovic”, cerró sobre el escape de doble salida, que lo lleva de fábrica las versiones S y R Carbon, y es uno de los accesorios para las restantes tres integrantes de la familia.

La gama FTR está disponible en Chile en sus versiones 2022 desde 13.590.000 pesos.