La Odisea Polar del gigante indio recorrió la zona norte del país con un destacado paso por el Desierto de Atacama. También estuvieron en Santiago para la puesta a punto de su zarpazo final en esta aventura que llegará prontamente a la Antártica.

SANTIAGO, diciembre. Liderados por Deepak Kamath la Odisea Polar de Bajaj, una épica aventura que busca unir los polos árticos y antárticos a bordo de una moto Dominar 400, el buque insignia del fabricante asiático, tuvo un recorrido por Chile a inicios de diciembre.

Su primer contacto nacional fue por la zona norte, con un recorrido que incluyó Calama, Antofagasta y Copiapó, donde también pasaron por el Desierto de Atacama. El periplo fue catalogado como sorprendente y paradisiaco. “Desde que entramos a Chile el paisaje ha sido absolutamente hermoso. Siempre escuchamos que tenían unos paisajes hermosos y ahora lo estamos viviendo: por un lado, el océano y por el otro, la Cordillera de los Andes y el Desierto de Atacama. Tienen unos caminos paradisiacos”, relató Deepak Kamath.

Kamath valoró también el apoyo de Bajaj en su desplazamiento. “El año pasado lideré un grupo de tres personas en un viaje a través de Uzbekistán, Tayikistán, Kirguistán, Kazajistán, Mongolia y Rusia y siempre contamos con el apoyo de Bajaj. Esta vez no ha sido diferente. Lo más importante ha sido la asistencia técnica y la rapidez para solucionar nuestros requerimientos”, comentó el piloto.

Los motoqueros pasaron también por Santiago, donde precisamente tuvieron la asistencia técnica de Motochile, distribuidor oficial de Bajaj a nivel local. “Fue una grata instancia para repasar esta aventura y saber también del comportamiento que ha tenido la Dominar 400 en la ruta. Ellos han recorrido casi 50 mil kilómetros, con cerca de 500 kilómetros diarios en caminos que a veces han sido muy extremos y aun así no han tenido problemas mayores. Esto demuestra la calidad de Bajaj y de sus motos”, destacó Cristián Marino, Gerente de Marketing Regional de Bajaj Motos.

Agregó, además, que la Dominar 400 empleada para la Odisea Polar no difiere mucho del modelo convencional. “No hay ninguna diferencia en general, el chasis, las ruedas y el motor son iguales, sólo les cambiamos el asiento ya que los viajes son muy largos, así como las llantas, que son especiales, para los diversos terrenos que han tenido que abarcar. Quien quiera hacer este viaje, o uno similar, puede contar con nosotros para estas personalizaciones”, comentó Marino.

La Odisea Polar de Bajaj ahora se encuentra en Argentina y el plan es conquistar la meta a finales de diciembre en Ushuaia, Argentina, y terminar así con cinco meses de viaje luego de comenzar en el ártico, el día 28 de julio, cuando dieron el vamos desde Anchorage, en Canadá.

La Odisea Polar puede ser seguida en vivo en el sitio global de Bajaj Auto, en el link https://www.bajajauto.com/bajajdominar/dominar400/ridesandevents/polarodyssey/ . Ahí es posible encontrar detalles de cada estación, así como de las próximas paradas y la historia de los valientes pilotos.