• El piloto chileno, quien volverá a correr el Dakar en quads en 2020, participará de la última fecha del Campeonato Mundial de Rally Cross Country, en la que probará el cuadriciclo provisto por Dragon Racing, equipo satélite de Yamaha oficial.

Fez, Marruecos, 2 de octubre de 2019.- Un desafío importante tendrá Ignacio Casale en su arribo a Marruecos. El piloto chileno, quien se alista para su regreso a los cuadriciclos en el Dakar 2020, disputará también la última fecha del Campeonato Mundial de Rally Cross Country en Marruecos.

La cita deportiva que se correrá entre el 3 y el 9 de octubre próximos, será la última gran prueba que tendrá el piloto nacional como preparación para la próxima edición del Dakar. En ella, conocerá también la estructura de su nuevo equipo para la cita de enero próximo, Dragon Racing, equipo satélite de Yamaha oficial.

Mi principal objetivo es conocer mi nuevo equipo, y el quad con el que voy a correr, que lo desarrollan ellos en un 90%. Llevo prácticamente toda mi carrera con un equipo propio y es cansador. Es primera vez que voy a dejar en manos de un equipo profesional como Dragon Racing la preparación de la moto y la logística”, explicó Casale.

Mi única exigencia fue ir con Manuel Osorio, mi mecánico desde hace seis años, que es quien me ha apoyado durante gran parte de mi carrera. Ayuda mucho tener al lado gente de tu confianza”, agregó.

Casale se recupera también de la lesión que sufrió en el tobillo, que no le impedirá disputar tanto esta fecha del Mundial de Cross Country en Marruecos como el Dakar.

Siempre que voy a competir una carrera lo hago para ganarla, pero en esta oportunidad no sé si estaré en plenitud física para hacerlo. Me corté un ligamento de tobillo en un 70%, no totalmente, por lo que no hubo que operar. Eso hace que el plazo de recuperación sea más rápido, con mucho trabajo con kinesiólogo y cámara hiperbárica. Eso me permitirá correr, aunque tengo que probar bien hasta donde puedo exigirme. El objetivo más importante es el Dakar, por lo que en Marruecos debo andar de manera inteligente para no arriesgar una lesión”, explicó.

La intención de Casale es recuperar ritmo de competencia sobre el cuadriciclo. “Me retiré un año y medio de los quads y estoy volviendo a la competición. Todas estas carreras me sirven para retomar el ritmo que tenía en 2018 cuando gané mi último Dakar. Me sirve ir a Marruecos porque se sabe que es una carrera de etapas largas, de 500 kilómetros de especial, lo que me dará mucho tiempo arriba del quad para acostumbrarme lo más posible a éste”, puntualizó.