• Solo en las últimas semanas ha obtenido importantes galardones, como el premio World Car Design of the Year 2020, que recibió All New Mazda3.
  • Además, All New Mazda CX-30 y Mazda MX-30 recibieron los Red Dot: Product Design 2020.

En el año del centenario de Mazda, su apuesta por desarrollar su diseño KODO -revolucionario, elegante, fluido y, en definitiva, con alma- ha sido ampliamente reconocido por los expertos alrededor del mundo.

De hecho, solo en las últimas semanas ha obtenido importantes galardones en esta materia. El último de ellos es el premio World Car Design of the Year 2020, que recibió All New Mazda3.

Éste es el segundo modelo de la marca que gana el World Car Design of the Year, después de que ya lo hiciera el Mazda MX-5 en 2016.

El alma del movimiento
Mazda presentó su filosofía de diseño KODO o Alma del Movimiento en 2010, con el objetivo de dotar a sus modelos de más vitalidad, lo que se ha transformado en el sello de un estilo único, que sido reconocido ampliamente alrededor del mundo.

En 2019, la marca presentó la evolución del lenguaje KODO con el lanzamiento de All New Mazda3, donde la elegancia, la pureza de una estética minimalista y la tradición más depurada del arte japonés se unen, potenciando la belleza.

Y es esta combinación de atributos la que ha logrado la admiración y reconocimiento de los expertos. Además, del World Car Design of the Year 2020, All New Mazda3 ha obtenido el Red Dot “Best of the Best” en 2019, el “Ganador supremo” del premio Auto del Año de las Mujeres en el Mundo 2019 y el “Small Hatch of the Year” del Auto del Año en el Reino Unido 2020, entre otros reconocimientos.

Pero este no es el único modelo de Mazda premiado por su diseño en las últimas semanas. Nuevamente, la marca subió al escenario del Teatro Aalto de Essen (Alemania) y esta vez por partida doble al recibir los premios “Red Dot: Product Design 2020” por All New Mazda CX-30 y Mazda MX-30.

All New Mazda CX-30 es el segundo modelo de producción que incorpora la última evolución de la filosofía KODO, inspirada en la estética japonesa. En él, cada elemento se ha refinado siguiendo el principio de que “menos es más”, hasta crear un conjunto de líneas armónicas y absolutamente original dentro del segmento de los SUV compactos.

“Desde siempre, los grandes artesanos japoneses han buscado entregar belleza pura a través de la sencillez de las formas. Eso ha servido de inspiración a nuestros diseñadores para recortar elementos y crear realidades dinámicas y elegantes, sutiles pero profundamente vitales. Así es como percibimos la estética japonesa, con una sensibilidad que nos ha permitido crear automóviles llenos de emoción”, explicó Jo Stenuit, Director europeo de diseño de Mazda.

El interior de All New Mazda CX-30 destaca por su calidad, su diseño centrado en torno al ser humano, una ergonomía excelente y tecnología de vanguardia.

De hecho, los últimos avances de la tecnología SKYACTIV-VEHICLE ARCHITECTURE logra que la conducción sea menos estresante y más natural. Como resultado, el control del vehículo es más intuitivo.

Este premio Red Dot es el noveno que recibe la generación de modelos con diseño KODO de Mazda, tras el del Mazda3 en 2019, el del MX-5 RF en 2017, los del Mazda MX-5 con techo de lona, el Mazda CX-3, el Mazda2 (todos ellos en 2015) , el del Mazda6 (2013) y e del MX-30 (2020).

“Los ganadores de un Red Dot Award han demostrado ser capaces de crear productos excelentes, que son justos merecedores de un premio. No han triunfado solo por su estética, sino que también por ofrecer una funcionalidad sobresaliente. Con sus diseños, los premiados crean nuevos parámetros de referencia en la industria”, mencionó Peter Zec, fundador y consejero delegado de Red Dot.

Los premios Red Dot se entregan desde 1955 en Alemania y son una de las distinciones de diseño más importantes del mundo. Los productos galardonados, que este año se han repartido entre 48 categorías —entre ellas una de automóviles y motocicletas— se han ganado, además, el derecho a utilizar el símbolo Red Dot, un sello internacional de excelencia.

Los criterios que se tienen en cuenta en el concurso son la innovación, la funcionalidad, la ergonomía, la carga simbólica y emocional, la calidad tangible y la compatibilidad ecológica.