DS TECHEETAH terminó entre los tres primeros del Campeonato de Equipos del Campeonato del Mundo ABB FIA Formula E que concluyó ayer en Berlín. Esta ha sido la temporada más competitiva de la historia de la categoría, e intentar conseguir la doble corona por tercer año consecutivo era un reto muy duro. Aun así, el equipo y sus dos pilotos, António Félix Da Costa y Jean-Éric Vergne, lucharon al frente durante toda la temporada, manteniendo sus opciones al título hasta la última carrera. Al final, DS TECHEETAH terminó en el tercer escalón del podio de la clasificación de equipos, con Da Costa y Vergne en 8ª y 10ª en la posición de pilotos, respectivamente.

La carrera, la segunda del E-Prix de Berlín, reflejó perfectamente la temporada: muy reñida hasta la última vuelta y llena de incidentes, que provocaron la aparición de una bandera roja y dos periodos bajo bandera amarilla.

Da Costa y Vergne tuvieron una sesión de calificación difícil en la pista de 2,335 km de Templehof con los dos DS E-TENSE FE21 en 15ª y 16ª posición de parrilla. En los primeros compases ganaron algunas posiciones tras la segunda salida y después de usar el modo de ataque estaban 8º (Vergne) y 12º (Da Costa) y en buena posición para mejorar. Por desgracia, el piloto portugués se vio presionado contra el muro por un rival y tuvo que retirarse (vuelta 22), mientras Vergne cruzaba la meta 11º después de un toque en las reñidísimas últimas vueltas.

La temporada ya ha terminado y el equipo empieza a prepararse para la 8ª temporada, que comenzará en Arabia Saudí, en Al Diriyah, el 28 y 29 de enero de 2022.

Jean-Éric Vergne, 11º:
“Ya hemos terminado la temporada. Este año ha sido una montaña rusa, muchas cosas buenas y algunas áreas en las que mejorar. Hemos acabado terceros, pero lo más importante es que tenemos un equipo muy fuerte al que le gusta ganar y vamos a trabajar muy duro para volver aún más fuertes la próxima temporada. Este es nuestro único objetivo.”

António Félix da Costa, abandono:
“No podemos avergonzarnos de perder un campeonato tan reñido como este. Hemos llegado a la última carrera con el equipo y los dos pilotos en liza por los títulos y estamos orgullosos. Ha sido un fin de semana difícil, tuvimos una buena calificación, pero después no hemos podido mantener el ritmo. Felicidades a Mercedes y a Nyck De Vries por sus títulos y volveremos para hacérselo pasar mal el próximo año. Tenemos un gran equipo y trabajaremos duro para prepararnos. ¡Estoy impaciente por volver a empezar!”.