Desde que estalló la pandemia de Covid-19, millones de personas desinfectan absolutamente cada superficie de sus vehículos sin excepción, y así lo muestran las cifras: a fines de 2020, las ventas mundiales de desinfectantes de superficies totalizaron USD 4.500 millones, un aumento de más del 30% con respecto al año anterior.

Sin embargo, cada vez más estudios señalan que para prevenir el COVID-19, así como otros virus o bacterias, desinfectar superficies no es la prioridad. Por ejemplo, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos aclaró que “no se ha documentado la transmisión de coronavirus a personas por el contacto con superficies contaminadas con el virus”: después de más de 167 millones de contagios, no se ha podido probar que alguien se infectó tras tocar una superficie contaminada.

Por supuesto que limpiar siempre es positivo por una cuestión de higiene, pero son las micropartículas presentes en el aire, y no las superficies, las que se debieran priorizar a la hora de la desinfección. Es clave la importancia de servicios de desinfección periódica del aire en la cabina de los vehículos para garantizar un entorno higiénico y libre de contagios, no sólo en autobuses, aviones o trenes, sino también en los autos de uso familiar.

Así es como se está imponiendo una innovadora tecnología de desinfección pionera en Chile que no sólo es inocua, sino que es beneficiosa para la salud, y elimina hongos, bacterias y virus disminuyendo la posibilidad de transmitir enfermedades: es la tecnología de desinfección por plasma.

Además de los tres estados de la materia, gas, líquido y sólido, existe un cuarto estado, el plasma. Este estado se caracteriza porque los electrones de un gas se separan de los átomos que lo componen, permitiendo formar iones tanto positivos como negativos. El plasma se basa en la dispersión en el aire de iones bipolares (O2+ y O2-), los cuales se adhieren a la pared celular de los microorganismos, robándoles los átomos de hidrógeno, y causando la inactivación de virus, y la muerte de hongos y bacterias.

Los iones también se adhieren al polvo y al material particulado fino, logrando que estás partículas adquieran carga eléctrica y sean atraídas por las superficies de los ambientes, provocando así su caída y mejorando exponencialmente la calidad del aire.

Son especialmente efectivos contra los olores transmitidos por partículas, como el tabaco, motores, humo, etc. En general, cualquier olor emitido por combustión será rápidamente neutralizado.

Esta tecnología se puede implementar en cualquier lugar cerrado, del tamaño que sea, por lo que garantiza una higienización eficaz en todo tipo de cabina. En adición a esto, múltiples estudios demuestran que la esterilización del aire mediante el plasma no sólo es completamente inocua, sino que es directamente beneficiosa para la salud ya que disminuye la concentración de CO2, por lo que se puede mantener el vehículo libre de contaminantes y patógenos mientras se usa, sin tener que usar químicos que pueden dañar el tapiz.

Algunos de los beneficios que el uso de esta tecnología genera en humanos incluyen:

  • Mejora de la productividad y de los niveles cognitivos de las personas expuestas a él.
  • Disminución de los índices de depresión.
  • Aumenta el metabolismo aeróbico, aumentando el oxígeno y disminuyendo el ácido láctico en la sangre.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Mejora los tiempos de reacción y el estado de ánimo de las personas.

La alta eficacia de la tecnología de desinfección por plasma le dan la ventaja como solución idónea para desinfectar vehículos. Bluetek Global es pionera en el país en el uso de tecnología en base a plasma para tratamiento y desinfección del aire. Esta tecnología opera mediante la simple instalación de un micro dispositivo ionizador al sistema de aire acondicionado (AC). Estos dispositivos son de larga vida útil, bajo consumo eléctrico y no utilizan consumibles, siendo una solución costo eficiente para todo tipo de vehículos.

“Nuestra tecnología es completamente segura; todos los equipos utilizados tienen las más exigentes certificaciones eléctricas, no contienen materiales peligrosos en su fabricación y no producen químicos ni dejan residuos. Por otro lado, nuestras soluciones generan un impacto positivo en la calidad de vida de las personas, disminuyendo la posibilidad de contagio, y aumentando la seguridad de tus ambientes debido al correcto tratamiento del aire. Por todo esto, podrá mantener sanitizados los vehículos, ofreciendo una mejor experiencia para los usuarios, con una tecnología probada y segura”, señaló Patricio Abusleme, CCO de Bluetek Global.