• La demanda por comprar o vender autos usados en plena pandemia, junto a las restricciones sanitarias, son algunos de los factores que dinamizaron la implementación de estrategias digitales en el mercado automotriz.

Tras un extenso periodo marcado por el confinamiento, la industria automotriz fue una de las que aplicó con mayor agilidad la modalidad de online, que facilita el proceso de compra y venta para los usuarios.

El comercio electrónico creció exponencialmente durante los últimos años en Chile. Según el último informe de Euromonitor International, entre el 2015 y 2019, las ventas online de bienes de consumo en el país aumentaron en un 123%, pasando de US$1.463 millones a US$3.260 millones, mientras que en el periodo 2019-2020 éstas crecieron en un 50%.

Este fenómeno ha dado paso a que las automotoras y marcas, optimicen sus plataformas e-commerce enfocadas 100% en el cliente. Sin embargo, la mayoría de estos negocios continúan llevándose a cabo en lugares físicos, ya que siempre está la curiosidad por ver y probar el auto, una de las adquisiciones más importantes para las familias.

Por esto, es recomendable realizar la transacción online con empresas que garanticen seguridad y transparencia en todo el proceso, así se evitarán estafas o engaños que pueden no ser percibidos a la hora de concretar un trato.

OLX Autos, es una de estas plataformas e-commerce que vende y compra vehículos usados. Esta empresa ofrece rapidez, transparencia y seguridad, desde la consulta en su página web hasta la entrega del automóvil, asegurando una fácil y grata experiencia al usuario.

El servicio se realiza 100% online, y cuenta con asesoría en caso de que el comprador lo requiera. Incluso, tienen un interesante programa de satisfacción al cliente, donde existe la opción de cambiar el auto o la devolución del dinero, en caso de que la unidad no cumpla las expectativas del cliente, con la información previamente enviada.

Marco Zúñiga, gerente de OLX Autos, asegura que “vender tu auto de manera online era algo impensado hace unos años, pero ahora se ha convertido en una forma más fácil, cómoda y segura de hacer este tipo de transacciones, lo que hoy en día puede resultar hasta necesario”, asegura.

El e-commerce representa una herramienta fundamental para los consumidores de hoy, que han logrado habituarse a estas nuevas modalidades de compra, que se asoman como una potente tendencia para adquirir bienes de consumo en medio de la pandemia.