Cuando los automóviles pasan un largo periodo de tiempo parados pueden generarse efectos negativos en los neumáticos, motivo por el que Goodyear te da sencillos consejos para que puedas revisar en tu casa si es que estos están en buenas condiciones o necesitan ser cambiados:

  • Inspeccionar visualmente que la banda de rodamiento no tenga una deformación producto del “flatspotting”, fenómeno que se produce cuando un vehículo ha estado detenido durante mucho tiempo, concentrando el peso del automóvil en la misma zona del neumático. Este problema también se puede detectar al conducir, ya que genera una vibración en la dirección del vehículo.
  • Para prevenir esto se recomienda mover de lugar el vehículo cada cierto tiempo, pero en caso de que el “flatspotting” ya se haya producido, Goodyear sugiere acudir a su red de Servitecas para que los expertos lo revisen y vean si es necesario realizar un cambio de neumático o no.
  • Verificar que la banda de rodamiento tenga una profundidad de al menos 3 mm en sus surcos. Para medir esto puedes revisar los indicadores de desgaste que indican cuando se ha excedido la vida útil del neumático.
  • Chequear que el desgaste del neumático sea uniforme tanto en los bordes como en el centro de la banda de rodamiento y verificar visualmente si es que tiene algún bulto, grieta o daños en la zona lateral. Si identificas uno de estos elementos es imperativo que cambies tu neumático, ya que comprometen la integridad de este y la seguridad de los ocupantes del vehículo.
  • Revisar si la superficie de tu neumático presenta un aspecto brillante o notablemente más oscuro, y no puedes hundir la uña en este, ya que significa que se ha cristalizado afectando notoriamente al desempeño de este.

Ante cualquiera de los casos antes mencionados, Goodyear recomienda por seguridad cambiar tu neumático, para lo cual pone a tu disposición su extensa red de Servitecas a lo largo de todo el país, las que ahora adoptaron el protocolo “Cero Contacto”, que limita el contacto personal cercano entre técnicos y clientes al adoptar medidas preventivas tales como el intercambio de llaves sin tocarse, guantes protectores y procedimientos de lavado de manos, así como limpieza de todos los puntos de contacto de los vehículos.