Chery, una de las marcas chinas más importantes de la industria automotriz a nivel mundial, publicó sus resultados de ventas anuales, donde registró más de 730.000 unidades comercializadas en el extranjero el año 2020, ocupando el primer lugar dentro de las marcas de origen, la que ha sido protagonista por 18 años.

Dentro de sus modelos más exitosos, se encuentra el Tiggo 8, el que mostró excelentes resultados, tanto en su país como en el extranjero, elevando sus ventas por encima de las 20.000 unidades durante dos meses consecutivos y totales de casi 300.000 en los dos años transcurridos desde su lanzamiento.

Este exitoso año fue el resultado de un arduo trabajo de la marca, que, pese a la propagación del Coronavirus, se ha preocupado de todos sus clientes, lo que los llevó a un crecimiento en las exportaciones de un 18,7%, en medio de la crisis económica mundial, llegando a establecer, además, 5 bases de I+D, 10 plantas en el exterior, y más de 1.500 distribuidores y redes de servicios en todo el mundo, aumentando su capacidad de producción total – fuera de China- en alrededor de las 200.000 vehículos al año.

Estamos muy orgullosos con esta noticia, ya que se ve reflejado el trabajo que ha venido realizando Chery durante varios años, donde la preferencia de los clientes se ha hecho notar, sobre todo durante este difícil año. Las respuestas por parte de fábrica han sido fenomenales, lo que nos da la posibilidad de contar con stock de modelos constantemente, incluso cuando nadie los tiene” asegura Hugo Castro, gerente general de Chery en Chile.

Estos resultados, esperan repetirse durante el 2021, dado por los nuevos lanzamientos de la marca y todas las novedades que presentará en el mercado automotriz. “Se viene un año muy movido, con grandes lanzamientos, que estamos seguros que tendrán mucho éxito, tanto en Chile, como en otros países” finaliza Hugo Castro.