• Medidas para lograr el objetivo de 1,5 grados: BMW Group respalda la economía circular y materiales sostenibles e innovadores. 
  • Mayores tasas de reciclaje y sustituciones de materiales para una reducción más rápida de las emisiones de CO2 del ciclo de vida para 2030. 
  • Investigación de materiales innovadores y su colaboración son los factores clave para combatir el cambio climático. 

 BMW Group está intensificando su lucha contra el cambio climático con una estrategia de sostenibilidad única y objetivos de CO2 claramente definidos, como anunció Oliver Zipse, presidente del Consejo de Administración de BMW AG en un evento de prensa en Múnich. 

El enfoque principal de la estrategia pionera de la compañía es, por un lado, reducir drásticamente el CO2 por vehículo para 2030. Por otro lado, con la introducción del “Neue Klasse”, BMW Group promoverá masivamente el uso de material secundario y los principios prospectivos de la economía circular. BMW Group se está comprometiendo con un camino más sostenible, con el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 grados C. 

El cumplimiento de todos los objetivos climáticos está estrechamente ligado a la investigación y el desarrollo de materiales sostenibles. BMW Group cree que solo un enfoque holístico del uso de materiales nuevos y probados puede reducir permanentemente las emisiones de CO2. Por esta razón, BMW Group está centrando sus esfuerzos de investigación y desarrollo en materias primas compatibles con el medio ambiente. Al mismo tiempo, está acelerando la creación de un mercado de materiales secundarios y está trabajando con empresas emergentes seleccionadas y proveedores de materiales experimentados para desarrollar materiales pioneros. 

“Estamos estableciendo nuevos estándares para la calidad premium sostenible, al repensar los materiales y enfocarnos más que nunca en alternativas eficientes en el uso de recursos y materiales renovables con una fuerte capacidad de desmantelamiento”, dijo el Dr. Stefan Floeck, director de Desarrollo de Carrocería, Exterior e Interior, responsable de Producto de MINI y Clase Compacta de BMW desde el 1° de septiembre. “Seguimos un camino constante hacia el desarrollo de productos holísticamente 

sostenibles, el uso responsable de los recursos y la transformación en una economía circular”. 

Materiales innovadores para un objetivo sostenible.
Tanto para el interior como para el exterior, el uso de materiales inteligentes y sostenibles constituye la base para la construcción de automóviles con uso eficiente de los recursos. BMW Group ha definido grupos de materiales con propiedades sostenibles que establecen nuevos estándares y abarcan las cuatro dimensiones de la economía circular: RE: pensar, RE: ducir, RE: utilizar y RE: ciclar. 

Integrando materias primas naturales.
BMW Group ha utilizado materias primas renovables en sus vehículos durante varios años, por ejemplo, en los paneles de las puertas, donde una alfombra de fibra natural se combina con una matriz de plástico para proporcionar la estabilidad necesaria. Las materias primas renovables como las fibras naturales no solo son un 30 por ciento más ligeras que las alternativas de plástico, también entran en el cálculo de CO2 con un valor negativo, ya que absorben CO2 y liberan oxígeno durante la fase de crecimiento. 

En reconocimiento de este potencial, BMW Group y sus socios han desarrollado sistemáticamente el uso de fibras como cáñamo, kenaf y lino, proporcionándoles estructuras de fibra natural. Gracias a estas estructuras de soporte, es posible mantener sus propiedades mecánicas y evitar un peso adicional al reducir la cantidad de material necesario. 

La madera se puede utilizar como materia prima renovable en muchas áreas de aplicación diferentes. BMW Group también está investigando las espumas de madera pioneras con una estructura de poros abiertos formada por partículas de madera finamente molidas. La resistencia de las espumas proviene de las propias fuerzas de unión de la madera, que permiten prescindir de los adhesivos sintéticos. Por lo tanto, las espumas consisten en materias primas 100% renovables y podrían reemplazar a las espumas acústicas en el futuro. 

Plásticos reciclados: inteligentes y respetuosos con el medio ambiente.
BMW Group ya utiliza hasta un 100 por ciento de plástico reciclado en sus componentes termoplásticos y está trabajando con fabricantes de plástico pioneros para desarrollar aún más plásticos reciclados y bioplásticos con una huella de carbono significativamente menor. Además de los plásticos reciclados, la empresa también emplea plásticos de base biológica y 

plásticos reforzados con fibras naturales como celulosa, cáñamo, madera o bambú para reducir el porcentaje de plásticos primarios a base de aceite. El objetivo es utilizar termoplásticos con un promedio de 40 por ciento de material reciclado para 2030. 

Cuero innovador de nuevas fuentes.
Las nuevas alternativas de cuero ecológicas y eficientes en recursos son otro elemento importante de la investigación de BMW Group. El cuero sintético con materias primas de origen biológico, los tejidos de poliéster 100% reciclados y las partículas de corcho permiten reducir las emisiones de CO2 hasta en un 45% en comparación con el cuero sintético de PVC actual. En cooperación con la startup Adriano di Marti S.A. de C.V., BMW Group está investigando un material sostenible a base de cactus. DeserttexTM está hecho de fibras de cactus pulverizadas con una matriz de poliuretano de base biológica. Otra alternativa prometedora al cuero es MirumTM totalmente reciclable, que imita todas las propiedades del cuero, los hilos y las espumas tradicionales. La inversión de capital de BMW Group en la startup Natural Fiber Welding abre nuevas posibilidades para desarrollar e implementar opciones de materiales a base de plantas. 

Textiles: reinventado y 100% reciclable.
Como parte de sus actividades de investigación y desarrollo, BMW Group está trabajando en materiales innovadores con potencial para su uso en vehículos futuros. Estos incluyen variantes de textiles sintéticos, que se utilizan principalmente para fundas de asientos. Tienen una huella de carbono baja y se pueden fabricar con material 100% reciclado. Gracias a su composición, pueden retroalimentarse repetidamente en el ciclo y reutilizarse varias veces a lo largo del ciclo de vida de su producto. BMW Group tiene como objetivo utilizar más mono-materiales, en lugar de enfoques de múltiples capas y materiales. En los asientos, por ejemplo, la funda y la espuma debajo de ella están hechas actualmente de diferentes materiales. Estos no pueden separarse fácilmente ni reciclarse juntos para crear un nuevo material que se pueda utilizar en vehículos. Los diversos elementos de conexión entre los materiales, como los adhesivos y el hilo, también juegan un papel en esto. Si ambas partes están hechas del mismo material, es posible que sean recicladas dentro de la economía circular. BMW Group también está empleando nuevas técnicas para dar a los textiles una nueva apariencia, utilizando estructuras 3D, aplicaciones, plantillas y elementos gráficos, y trabajando en una nueva combinación de materiales para la introducción de la serie. 

Con estas y muchas otras medidas innovadoras, BMW Group busca aumentar la conciencia general sobre los materiales sostenibles y  proporcionar una visión transparente de su enfoque circular hacia un futuro sostenible, con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 del ciclo de vida en más del 40 por ciento para 2030.