• En este modelo, la marca alemana integra por primera vez el concepto de coupé de cuatro puertas que ha resultado de gran éxito en el segmento premium.
  • El deportivo bávaro destaca por su diseño cargado de individualidad que delinea una silueta estirada dinámicamente.

La llegada del BMW Serie 2 Gran Coupé inyecta una nueva dosis de distinción, atractivo estético y tecnología al portafolio local de la casa bávara. Se trata de un modelo deportivo y urbano, que ofrece una experiencia de conducción orientada a un diseño sensorial, en un vehículo sumamente cómodo y de gran rendimiento.

Su diseño exterior se caracteriza por unir la elegancia con la originalidad. A sus puertas sin marco, gran distancia entre ejes y silueta elegante estéticamente definida como coupé, se le suman una reinterpretación de los icónicos faros delanteros LED y una gran parrilla de riñón conectada que le otorgan una mirada imponente y provocadora.

En cuanto al interior, destaca por un puesto de conducción totalmente digital y una pantalla central de 10,25 pulgadas (según versión), elementos que combinan a la perfección con las exclusivas molduras que recorren las puertas del piloto y pasajero y enmarcan el tablero de instrumentos. Además, gracias al techo de cristal panorámico, presente en algunas versiones, se genera una cómoda sensación de amplitud.

Con una oferta que incluye dos motores de gasolina; tres cilindros y 140 hp en el BMW 218i y cuatro cilindros de 306 hp en el BMW M235i más una unidad diésel de cuatro cilindros y 190 hp en el BMW 220d, el modelo alemán destaca con facilidad entre la multitud y marca el camino en el segmento compacto.

Con 4.525 milímetros de largo, 1.800 milímetros de ancho y 1.420 milímetros de alto que le entregan un aspecto deportivo y una silueta estirada, el BMW Serie 2 Gran Coupé se propone establecer el criterio de dinamismo en su segmento. Para esto, cuenta con la arquitectura de tracción delantera -que comparte con el renovado Serie 1- y tecnología de limitación de deslizamiento que permite controlarla de forma más sensible y rápida, sin perder el dinamismo típico de la marca.

Respecto a la tecnología, este modelo posee el sistema de asistente de reversa, un sistema muy innovador que permite retroceder los últimos 50 metros recorridos a una velocidad bajo los 30 km/h, para así facilitar la maniobra de retroceso en caso de ser necesaria, además según versión, posee sistema de advertencia de abandono de carril con retorno activo y aviso de colisión, sistemas parte de Driving Assistant. Por otro lado, el BMW Intelligent Personal Assistant es parte del concepto de control y operación ya que -al igual que con otros modelos de la marca- puede aprender rutinas y hábitos e incorporarlos a los contextos de manejo adecuados.

Ficha Técnica