• Honda, compañía japonesa líder mundial en movilidad, estrena una interesante comparación entre su modelo Acura NSX y el modelo de carrera NSX GT3 Evo.

Un nuevo video del gigante nipón Honda explora la estrecha relación entre su automóvil deportivo Acura NSX, y su contraparte, el reconocido ganador de carreras Acura NSX GT3 Evo. El piloto Trent Hindman, del equipo Meyer Shank Racing, actualmente número 1 en el GT Daytona (GTD) de la IMSA a bordo de su NSX GT3 Evo, demuestra en el video las distintas aproximaciones en la performance de ambos autos de acuerdo a pruebas de aceleración de 0 a 100 km/h, pruebas de frenado, evaluaciones de facilidad de uso, y por supuesto, de acuerdo a sus tiempos de vuelta en el autódromo estadounidense Mid-Ohio Sports Car Course.

El NSX de producción exhibe sus puntos fuertes como deportivo diseñado para competir junto a los mejores autos exóticos del mundo, mientras que el NSX GT3 Evo demuestra sus habilidades como una afilada máquina nacida con un único propósito: correr.

El mayor y más importante componente en común en ambas versiones del NSX es el chasis de aluminio ultra rígido y ligero, que el GT3 usa en competiciones sin modificaciones significativas. Para diseñar la estructura del NSX, los ingenieros pusieron especial atención en un chasis excepcionalmente rígido como parte esencial del rendimiento del NSX, permitiendo respuestas ágiles e inmediatas a las instrucciones del conductor, y amplificando las capacidades de unidad de alimentación híbrida y su sistema eléctrico de control vectorial del par de torsión.

Sólo una mirada alcanza para saber que el NSX de serie y el NSX GT3 tienen mucho en común. En definitiva, los estándares de competición de los GT exigen que los autos de carrera mantengan el mismo carácter exterior que los modelos de serie en los que se basan. Pero las similitudes van mucho más allá que el aspecto exterior. De hecho, si bien ambos tienen una apariencia única, con paneles compuestos de aluminio en el modelo de serie, y fibra de carbono en el GT3, ambos comparten el 80% de sus elementos constitutivos, mostrando cómo el espíritu de la competición era una parte esencial en etapas tempranas del plan de desarrollo del NSX.

“Sabíamos desde el comienzo que la segunda generación del NSX iba a ser probada a sus límites máximos en la pista”, afirmó Ted Klaus, líder global de desarrollo para la segunda generación del NSX y recientemente nombrado presidente de Honda Performance Development, el brazo de ingeniería en competición de Acura Motosports en Estados Unidos. “La competición fue una consideración esencial durante el desarrollo del NSX, que influenció decisiones críticas tomadas durante el diseño fundamental del auto”.

Aquí se encuentra el link para ver el video de comparación entre Acura NSX vs. NSX GT3 Evo.

www.honda.cl