• La imprudencia y el empleo de cascos inapropiados en usuarios de vehículos menores seguirán haciendo crecer el número de víctimas fatales en nuestro país si no se trabaja en mejorar la cultura vial.

 En los últimos cinco años, el parque de vehículos menores en Chile creció en un 41% y las cifras de accidentes también. De acuerdo con las estadísticas de accidentabilidad en el país, solo entre motocicletas y bicicletas se registraron más de 50 mil accidentes, de los cuales 1.200 personas -aproximadamente- perdieron la vida. A estas cifras se suma el fatal accidente ocurrido el lunes 20 pasado en la Costanera Norte donde una persona de 30 años perdió la vida por un accidente en moto, quien usaba un casco de bicicleta.

La principal causa de muerte en estos siniestros se produce por golpes sufridos en la cabeza como consecuencia del empleo de cascos que no cumplen con las certificaciones necesarias, pero más aún por el no uso de este implemento que funciona como la principal medida de protección para circular en vehículos menores, según datos de la CONASET, el  70% de los ciclistas urbanos no usan cascos aunque por ley estén obligados a hacerlo.

Solo en el presente mes se han registrado dos motociclistas fallecidos: uno en la autopista Costanera Norte, por circular con un casco de bicicleta, y el otro hecho ocurrido en Osorno por conducir sin casco. Por este tipo de situaciones en septiembre pasado se creó la Fundación Un Casco de Vida con el propósito de incentivar el uso del casco y del uso de un código QR con el fin de acortar los tiempos de atención de un accidentado en vehículos livianos.

QUE HACER?
La Fundación Un Casco De Vida es una organización sin fines de lucro, que como explica su presidente Rigoberto Sánchez, tiene como objetivo principal promover e incentivar el uso correcto del casco de seguridad en conductores de vehículos menores: bicicleta, motocicleta, skate, patines, monopatín o cualquier medio de transporte de dos ruedas.

“Debido a un altísimo crecimiento del parque de vehículos menores, todos estamos más expuestos a tener un accidente por lo que debemos promover una cultura vial de responsabilidad en los conductores de vehículos, la seguridad tiene que ser el primer factor que rija a un conductor. Consecuente con lo mismo, el 25 de septiembre del año pasado lanzamos el proyecto Un Código de Vida, una APP que entrega un código QR para ser impreso y pegado en el casco el cual al ser escaneado se pueden obtener los datos médicos básicos del conductor de manera inmediata y así brindarle de mejor manera los primeros auxilios”, puntualizó Rigoberto Sánchez.

Los pasos para obtener este innovador código son por medio de una aplicación gratuita, para los usuarios de Android y iOS donde deberán registrar sus datos médicos básicos y después podrán imprimir el código y pegarlo en su casco.

CASCOS CERTIFICADOS
El casco es el accesorio de seguridad más importante tanto para un motociclista como para su acompañante. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), utilizar un casco de buena calidad puede reducir el riesgo de morir en un 42%  y el sufrir traumatismos graves en un 69%. Por ello la importancia de usar cascos con normas de seguridad que cumplan con los estándares de seguridad y normas de calidad internacional, que aporten en prevenir las muertes por accidentes de tránsito.