• Solo se producirán 88 unidades de este nuevo ejemplar, que serán entregadas este mismo año.
  • La edición especial del V12 le ofrecerá a los clientes de la marca una obra magistral de ingeniería y los mejores materiales que caracterizan a todos los modelos de Aston Martin.

A finales de la década de los 50, el Aston Martin DBR1 tuvo sus años de gloria al coronarse campeón en las 24 Horas de Le Mans y en los 1.000 km de Nürburgring por tres años consecutivos. Para rememorar sus grandes éxitos, la marca británica producirá una edición especial del V12 Speedster con características únicas del exitoso biplaza.

Las 88 unidades especiales se fabricarán con el característico color Aston Martin Racing Green y enormes círculos blancos en los laterales en color Clubsport White Pinstripes, que requerirán más de 50 horas de trabajo, pero que serán los encargados de resaltar la parrilla delantera con acabado plata satinada y llantas de 21 pulgadas.

Para aprovechar al máximo su potencial, el biplaza contará con un motor V12 biturbo de 5.2 litros, capaz de generar 700 caballos de potencia, acompañado por una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades, con un diferencial electrónico que permite repartir el par entre los dos neumáticos traseras para reaccionar a cada circunstancia de la conducción.

Esta edición especial delV12 Speedster, que será construido a mano en Gaydon, Reino Unido, pasará de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos y alcanzará una velocidad máxima de 319 km/h, que le brindarán una gran experiencia a los ocupantes al no contar ni con parabrisas ni techo.

Para el interior del vehículo, el departamento de personalización la marca no ha dejado nada al azar. El habitáculo será construido en fibra de carbono, con tapicería exclusiva de cuero Caithness Green y el puño de la palanca de cambios será plateado satinado, como la parrilla.

Los asientos del conductor y el copiloto estarán separados por una barra, lo que ayudará a crear dos espacios diferenciados, que compartirán una pantalla digital y botones para controlar parámetros del vehículo. También incluirá cascos para el conductor y el pasajero acabados en el tono Aston Martin Racing Green a juego.

El director creativo de Aston Martin ha descrito al V12 Speedster DBR1 como un superdeportivo diseñado para ofrecer una experiencia de conducción visceral, con elegancia y forma artística: “La emoción y la exclusividad están en el corazón de este Auto. Un Aston Martin excepcional”.