• Los equipos ReSPR Greyhound nacieron de un desarrollo solicitado por la Nasa para mantener el aire y las superficies sanitizadas y que fuera inocuo para el ser humano.

Con el plan “Paso a Paso” anunciado por el Gobierno y las etapas que se implementarán para el desconfinamiento de las ciudades, una de las interrogantes que surge es sobre los protocolos que se deberán usar para evitar un rebrote del Covid-19. Y uno de los sectores que mayores desafíos plantea es el transporte, tanto público como privado.

De esta manera se debe pensar en cómo se pueden implementar procesos y tecnologías que permitan que las personas utilicen un bus sin correr riesgos de contagio.

Considerando esta realidad llegó a Chile ReSPR Greyhound de la mano la compañía chilena Air lotus. Esta innovadora tecnología logra mantener los ambientes interiores, tanto el aire como las superficies, sanitizados en forma activa 24/7, y fue diseñada especialmente para la industria del transporte (buses, vans y vehículos de traslado).

ReSPR Greyhound cuenta con un sistema de resortes que permiten que el equipo siga funcionando sin que sea afectado por los movimientos o saltos de los automóviles.

Este sistema de purificación del aire único permite controlar continuamente las partículas finas y desinfectar activamente el aire de patógenos (bacterias, virus, hongos, etc.) de superficies de manera segura y ecológica. La tecnología nació de una investigación de la Nasa para desarrollar un sistema que mantuviera limpios los ambientes de forma inocua para las personas.

Para lograr esto, ReSPR Greyhound utiliza procesos naturales para recrear las condiciones del aire en interiores, sin usar químicos ni filtros que se deban limpiar. El equipo crea la misma oxidación e ionización que la luz solar utilizando la luz ultravioleta como fuente de energía para el proceso de conversión catalítica natural; combinando estas propiedades ionizantes con reacciones foto catalíticas de metales raros y nobles específicos, y enviando de manera proactiva oxidantes amigables para descontaminar todo el aire y las superficies de una habitación.

“ReSPR Greyhound genera una luz ultravioleta que choca en contra una placa metálica especial, haciendo que los rayos conformen un plasma luminoso. Así, cuando pasa el aire se produce una reacción química, con lo que el agua que arrastra éste se descompone en hidrógeno y oxígeno y se arma otra molécula: H2O2 o agua oxigenada, que es un potente peróxido de hidrógeno que se acopla a las paredes de los patógenos, destruye la pared molecular y los inactiva. Así, el aire que sale del equipo lo hace con los patógenos inactivos, los que luego caen al suelo por su peso, sin representar riesgo. A la vez, del sistema salen partículas de peróxido que inundan las habitaciones o salas por completo, desinfectando las superficies”, dice Jorge Reyes, gerente de tecnologías de Air lotus spa.

De esta manera, ReSPR Greyhound elimina hasta el 99,9% de los patógenos del aire y las superficies; controla la emisión de gas etileno en ambientes cerrados; reduce o elimina el moho, bacterias dañinas y los compuestos orgánicos virales (COV).

Basado en investigación de la NASA
Los equipos ReSPR utilizan la tecnología NCC (Natural Catalytic Converter) basada en estudios de exploración espacial e investigación de la NASA y se utilizó por primera vez en el transbordador espacial Columbia en 1995.

Los primeros estudios de la NASA se hicieron para controlar el gas etileno, el acelerador natural de envejecimiento y maduración emitido por las plantas que es muy dañino para las personas en espacios cerrados. El principal problema de esta partícula de gas era su pequeño tamaño (por debajo de 0.3μm), lo que lo hacía incontrolable para todos los filtros existentes, hasta la aparición de ReSPR.

Esto permitió que ResPR recibiera el prestigioso sello de Tecnología Espacial Certificada de Space Foundation, siendo la única tecnología de purificación del aire que cuenta con dicha distinción.