• María Elisa y Ashley de sólo 3 años son las dos pequeñas que cumplieron su sueño gracias a la Fundación Make a Wish y Kia Chile. Las niñas vivieron su fiesta el primer fin de semana de diciembre en el hogar oncológico de la Fundación Nuestros Hijos, donde ambas están viviendo mientras dura su tratamiento.

Kia Chile continúa con su compromiso adquirido con Make-A-Wish -fundación que se encarga de cumplir los deseos de niños con enfermedades de alto riesgo o una condición médica que amenace sus vidas, para enriquecerlas con esperanza, fortaleza y alegría.

En esta ocasión, Kia Chile cumplió el sueño de dos pequeñas niñas provenientes de Venezuela y de tan sólo 3 años.  María Elisa desde principios de año está en tratamiento por un meduloblastoma y vive con su mamá en  el  hogar. Su color preferido es el azul no le gusta ningún otro, le encanta ver dibujos animados y le fascina Peppa Pig. En tanto, Ashley desde el 2018 que está en tratamiento por un tumor de Wilms y vive junto a su madre en el hogar oncológico. Su color preferido es el rojo, le encantan las cebras y jugar con muñecas.

“A pesar de la pandemia que nos ha hecho encerrarnos, nos hace muy felices poder seguir cumpliendo sueños de los niños de la Fundación Make a Wish. En esta oportunidad, ayudamos a dos pequeñitas que luchan junto a sus madres, para salir adelante. Estamos contentos y orgullosos de ser parte de esta maravillosa iniciativa que lleva a cabo Make-A-Wish”, comenta Sebastián Miranda, Subgerente de Marketing de Kia Chile.

Ambas pequeñas querían un mismo sueño: un autito eléctrico infantil. Y no sólo obtuvieron el auto de sus sueños, sino que también pudieron compartir en un capítulo animado junto a Peppa Pig y la Cebra; sus personajes favoritos.

La contingencia sanitaria obligó a nuestros voluntarios al uso obligatorio de mascarillas y a la distancia social, junto con la entrega de alimentos sellados y previamente desinfectados.